Seguidores

jueves, 11 de septiembre de 2008

NEW YORK CITY: 11-9-2001

Un radiante 11 de septiembre de hace justo hoy 7 años, nos levantábamos muy temprano en nuestro estratégico hotel de Manhattan, rumbo a Washington DC. Habíamos decidido que pasaríamos el día, que en principio iba a ser el último en la City, en la capital del país, a no muchos kilómetros de ésta. En una excursión de esas que programan los hoteles, nos embarcamos rumbo a la preciosa y limpia ciudad. Junto con otras 6 personas más, subimos al todoterreno en pleno amanecer. Ya en la autopista, dejando la ciudad, recuerdo habernos fijado y comentar lo alucinante que era es skyline a esas horas tan tempranas, sobresaliendo por encima del resto las desaparecidas y majestuosas “torres gemelas”. A mitad de camino paramos en una estación de servicio a estirar un poco las piernas, tomar algún refresco y desahogarnos, cuando de repente nos da por mirar a unos monitores de televisión que había colgados, donde cada vez se agolpaba más gente. Cuál fue nuestra sorpresa cuando vemos que una de las torres estaba ardiendo. En seguida nos vino a la cabeza nuestra visita a dichas torres hacía solamente ¡¡¡5 días!!! Al no haber voz en los monitores, en un principio pensamos que era un incendio y pronto lo sofocarían. Nada más lejos de la verdad. Al poco, volvimos a nuestro vehículo y pusimos la radio para ver que tal iba el tema. En unos minutos nos ponemos al corriente de la desgracia, pero nosotros continuamos con nuestro viaje algo asustados. A punto de entrar en la capital, escuchamos que lo de Manhattan no es un hecho aislado. Hace sólo unos minutos, un avión ha impactado contra el pentágono y otro está sobrevolando la zona con más de un centenar de pasajeros y hay una orden de derribo. “¡América bajo ataque!” era la frase que escuchábamos constantemente en las emisoras sudamericanas del país. Viendo a los altos ejecutivos correr y presos todos del pánico, llegamos a Washington, pero no nos dejan quedarnos en la ciudad por precaución y se nos invita a marcharnos. Yo, con tantos nervios, hago constancia de que necesito ir al lavabo, cosa que irrita a todos los allí presentes. Estamos en guerra y yo sólo pensando en mear. Conseguido el objetivo, ponemos rumbo on the road again. Las noticias que nos llegaron nos hicieron conocer la gravedad del drama y el problema que tendríamos en poder entrar en la City. Pasamos el soleado día en la carretera, parando en alguna estación de servicio y pudiendo, después de muchos intentos, avisar a nuestra angustiada familia al otro lado del charco. Acabamos la jornada en un coqueto hotel de New Jersey pegados al televisor sin dar crédito a lo que veíamos. Al día siguiente, pusimos rumbo a la, ahora ya menos, ciudad de los rascacielos, y después de otro agotador día de caravanas y paradas por el único acceso abierto a la ciudad, logramos entrar en NYC. Llegamos al hotel y afortunadamente todo estaba en orden. El único inconveniente era que tendríamos que pasar otra noche en el céntrico hotel y volver a desembolsar la pasta. En fin. Pero aquí no quedó todo. Esa misma noche, entre sirenas y bocinas nos hacen desalojar también el hotel por aviso de bomba en el Empire State, muy cerca de donde estábamos. Nos encontramos corriendo 7ª avenida abajo mirando de reojo al mítico edificio de King Kong y pensando si explotaría de un momento a otro. Una auténtica superproducción made in Hollywood vamos. Después de más de dos horas en la puñetera calle, volvemos al hotel, sin poder pegar ojo en toda la noche con tanto baile.
Ya por la mañana, recogimos nuestros bártulos listos para dejar la dichosa ciudad rumbo a Long Island. Fuimos a casa de unos amigos que habían estado intentando localizarnos, sin éxito, el fatídico día. Gracias a ellos no tuvimos que estar tirados en ningún polideportivo, como mucha otra gente, durante días o gastarnos una pasta en hoteles hasta que saliera nuestro avión. Paz y tranquilidad en la localidad de Huntington, justo lo que necesitábamos. Después de 10 días, pudimos coger nuestro ansiado avión rumbo a casa. Con más de dos horas de retraso despegamos hacia nuestro anhelado hogar, dulce hogar. Ya en territorio hispano, tuvimos que escuchar y aguantar toda clase de chistes relacionados con las torres y demás chorradas que, por descontado, no nos hicieron la mínima gracia. Incluso se reían del drama que allí habían vivido. Supongo que años más tarde, el también dramático 11 de marzo, en aquel país no harían lo mismo con respecto a nuestra desgracia. Pero ya se sabe, Spain is different.

Aquí os dejo el par de entradas del World Trade Center el 6-9-01, sólo 5 días antes, a las 9:36.

14 comentarios:

perem1 dijo...

Hosti!!!!!! Esto es estar en el "centro" del mundo. Al leerlo uno se lo puede hacer una idea, pero la intensidad de las horas vividas allí, es algo que si no las has vivido es imposible de imaginar. Había que estar allí para sentirlo.

Un saludo. Y menos mal que la visita al World Trade fue 5 días antes.

perem1 dijo...

Por cierto, yo me entere de todo al salir del cine. La película era "Los Otros"

Jim Garry dijo...

Las chorradas que se pudieron escuchar con el 11s darían para escribir un libro. Me refiero a gente que llevada por el antiamericanismo mas infantil se alegraba de semejante tragedia. La verdad es que tuvisteis mucha suerte, cinco días no es nada.

Saludos.

sammy tylerose dijo...

Vaya odisea! Un amigo del cole las visitó el día antes, y fue uno de los que el día D, tuvo que correr despavorido por las calles de Manhattan bajo la lluvia de papeles y cristales. Menudo susto. A mi me pilló trabajando en una cocina de mierda de Londres. Recuerdo un morito eufórico, jactándose del fin del imperio yankee, mientras los demás currantes musulmanes le echaban la bronca. Londres estuvo un poco tonta los dias siguientes, con amenazas de bomba por doquier. También en pocos años les tocaría pagar por la foto de las Azores.
Respecto a lo de contactar contigo, si quería preguntar q tal el acceso al blog.

Rock on!

nebraska dijo...

Tienes el don de la ubicuidad, Paulamule....
Momentos trágicos que cambiaron el curso de la historia.
Por cierto, sammy. La foto de las Azores se hizo antes del 11S, ¿no?
Pues entonces hay algo que no me cuadra.....

Marc Monje dijo...

La foto de las Azores es después...
Es verdad que el 11s, entre otras cosas, encendió la mecha del antiamericanismo panoli que hemos vivido estos últimos años, esa estúpida sensación que tienen muchos de ser superiores a los gordos y fascistas americanos ¡cuándo nosotros hace cuatro días estábamos con Franco!

Blue Monday dijo...

Gran entrada. Horrible lo que se vió y más horrible aún lo que no nos contaron. Mi cuñada estaba allí ese día y paradójicamente no se enteró de nada. Discreta que es ella.
Saludos desde la cueva.

sammy tylerose dijo...

Nebraska, respecto a la foto de las Azores, me referia a que los ciudadanos de Londres, al igual que los madrileños, también pagaron la chulería de sus dirigentes.

Möbius el Crononauta dijo...

Vaya historia ni me imagino la locura que debió ser...

yo creo que acababa de llegar de clase, me hice unos fideos, me senté a la mesa, encendí el televisor y ahí estaba Matias Prats diciendo que si una avioneta había chocado contra una de las Torres Gemelas... cuando impactó la segunda me quedé pétreo.

El antiamericanismo infantil desde luego es lamentable, pero obviamente en otros lugares es cosa muy seria. La lástima es la vieja historia de siempre: que lo paguen los ciudadanos inocentes.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Pues volvistéis a nacer casi casi, de hecho oí que el atentado iba a hacerse unos días antes, es para sentirse muy muy afortunada.

Yo estaba viendo una etapa de la Vuelta en Eurosport y el comentarista dijo lo que estaba pasando... pero estaba solo y tenía 12 años así que terminé de ver la etapa y ya puse Antena 3 y vi que sí, que aquello era realmente gordo.

Sobre al antiamericanismo... bueno, también hay antiespañolismo, que es bastante más ridículo; el 11 de marzo en la ikastola nos dijeron que probablemente era ETA y nos metieron en clase, y alguno estaba hasta contento, de hecho cuando se supo que era Al Qaeda un compañero le dijo a la profa "Y? Ellos les matan en Irak, pues que se jodan". Dios salve a Sabino Arana y el PNV.

paulamule dijo...

Muchas gracias por vuestros coments chicos. La verdad es que, a día de hoy, cuando oigo una sirena todavía recuerdo aquella noche, y cuando vuelvo a verlo por la tele, tengo la sensación de estar presentes. También conocí a una pareja que había estado allí arriba sólo unas horas antes, pero está claro que si hubieran querido una catástrofe mayor, hubieran impactado algo más tarde, pues el mirador de la torre se abría a las 9:30. Respecto al famoso avión de Pentágono, yo no me creo nada. Eso fue una bomba que explotó. Años más tarde, en una visita a Washington, nos acercamos hasta el famoso lugar y era imposible que un avión entrara allí y no se llevara muchos de los edificios por delante. Además no hubo ninguna foto del dichoso avión. En fin. Uff, vaya tostón, y eso que quería hablar de más cosas. Bueno, otra vez será.
Gracias y salud boys.

raskolnikoff dijo...

El humor negro está muy extendido aquí, si. Pero la cuna es Gran Bretaña.

De todos modos quien se alegre de una cosa así (sea donde sea y lo haga quien lo haga) que se lo haga mirar. Hay que estar muy perjudicao de la cabeza y ser un memo que no ha visto lo que es in situ.

Justo cuando escribo esto están diciendo que va a comenzar una guerra civil en Bolivia y Chávez está insultando a lo americanos. No aprenderemos jamás ...

Rocketon dijo...

Ese día recuerdo que curraba en el Reformatorio de Zaragoza y me tocaba turno de tardes.
Ese turno era jodido porque salías cerca de la medianoche del tajo y, claro, no marchabas a casa sino que te ibas de mambo. O sea, la desconexión con el mundo era importante.
Cuando llegué me lo dijeron y alguien comentó: "¡Qué huevos los palestinos, tú!". Pero no, no fueron los palestinos.
De hecho a día de hoy sigo sin creerme ninguna versión.
Lo único evidente es que palmó mucha gente que de nada tenía culpa y que, a cuenta de ese atentado, siguen muriendo inocentes a lo largo y ancho del planeta.
Quien lo hiciera, sencillamente es un bastardo.
Te he linkeado al Rocketón. Cada entrada que subas a tu blog se anunciará en la columna derecha del mío.
Salud y mucho Rock and Roll.

paulamule dijo...

Gracias por el enlace Rocketon haré yo lo mmismo. Salud.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...