Seguidores

miércoles, 1 de julio de 2015

NEIL YOUNG + PROMISE OF THE REAL: "THE MONSANTO YEARS". Crítica del disco


(Tiempo de lectura: 2' 50'')

Y llegamos a 2015 con otro nuevo disco de Neil Young. ¿Y qué podemos encontrar? Pues desde una marcianada tipo Le Noise si se ha levantado con el pie derecho, pasando por un estupendo disco doble (o triple en vinilo) como Psychedelic Pills, por un buen disco de versiones de música tradicional americana en Americana hasta esta nueva pataleta que es este fantástico The Monsanto Years.

Olvidaos de pagar a los periódicos de turno si queréis publicidad de vuestro nuevo negocio (o no tan nuevo). Si conseguís que al tío Neil le llegue información sobre ello y, sobre todo, que se sienta lo suficientemente molesto, estáis salvados. Nadie como Mr. Young para hacer promoción como bien demuestra en esta última entrega.

Monsanto Company es una empresa proveedora de productos químicos para la agricultura en su mayoría herbicidas, insecticidas y transgénicos. Sí, he dicho la palabra maldita: transgénicos. Vamos a ver, a todos nos gustaría tener un huertín en casa con lechugas, patatas, tomates... sin pasar por la pesadez de plantarlos, regarlos y cuidarlos, sentarnos a comer a la mesa todos esos "manjares" y estar libres de que nos entre cualquier apretón inoportuno por culpa de algún extraño virus. En este mundo de verdades absolutas nos ha dado a todos por ser más verdes que una botella de sidra y el que se salga de ese nuevo mantra está perdido. De nada sirve que una empresa como Monsanto sea una multinacional que da empleo a miles de personas y genera bienestar y riqueza a partes iguales. Si se nos ha metido en la cabeza que los transgénicos son malos porque los ecolog-listos de turno se encargan de repetirlo hasta la saciedad, nosotros ni nos lo planteamos: son malos y punto. Y si no dices lo mismo eres un desalmado que quieres que la gente se muera por extrañas causas. Es como lo del calentamiento global ahora calculadamente llamado cambio climático. Los males que nos pueden acechar son innumerables aunque llevemos casi dos décadas sin calentarse nada más que nuestras cabezas. La cuestión es tenernos acojonados y que unos cuántos gurúes de la causa vivan a costa nuestra, nada nuevo por otra parte.

Pero Neil Young no necesita vociferar estos postulados para ganarse el pan, afortunadamente. Él se cree a pies juntillas todas estas murgas y las suelta con ferocidad en forma de extraordinarias canciones. Es lógico, como ya dije en una ocasión, este señor ya tiene casi todo hecho en la vida y en qué otra cosa se podría entretener? ¿De qué iba a hablarnos en su próximo disco sino de alguno de estos controvertidos temas? Además, como buen cascarrabias que es, lleva toda la vida de mal humor y tiene que hacérnoslo saber a todos. Sí, Neil Young aún está vivo y colea, vaya si colea y, como famoso que es, es natural que sea vegano, tenga un coche eléctrico, le dé por la dieta de la alcachofa y por los batidos diuréticos. Nosotros, los tristes mortales, comemos pizzas, bebemos Coca-Cola (perdón por nombrarla tito Neil), tenemos el mismo coche contaminante de hace 15 años y fumamos como carreteros. Un asco, vamos.

The Monsanto Years acaba de salir a la venta y cuenta con la colaboración de Promise of the Year, es decir, los hijos de Willie Nelson, otros que tal bailan en cuanto a profundas convicciones se refiere. Dios los crea y ellos se juntan y el resultado de todo ello es uno de los mejores discos de este año. Me importa un comino lo que piense Neil Young de casi todo. Lo único que quiero es disfrutar de su música, en la medida de lo posible, y prefiero reírme cuando oigo aquello de: "Too big to fail, too rich for jail", "Corporations are taking control" o "Democracy Crushed". Otro disparate más del viejo gruñón, me digo. O cuando sigue nombrando a grandes empresas como Walmart o Starbucks Coffee, que sacan de la pobreza a cientos de miles de personas y hacen felices a muchas más.

Así que, centrándonos única y exclusivamente en la calidad del álbum, deciros que es uno de sus mejores trabajos desde hace muuuuuuchos años. No me atrevo a decir aquello de obra maestra porque son palabras mayores y para que ésto sea hace falta que pasen suficientes años para contrastarlo, cosa que hoy en día, en un mundo de usar y tirar pronto, no creo que ocurra.

Como favoritas: ese prometedor comienzo con New Deal For Love, la enfurecida People Want To Hear About Love, la provocadora y extraordinaria Big Box y ese emotivo colofón final en If I Don't Know. Estos son mis cuatro jinetes de la apocalipsis sin olvidarme, desde luego, de el Neil Young más acústico en la preciosa Wolf Moon, la sátira en formato Monty Phyton que es Rock Star Bucks A Coffee Shop con silbidos incluidos, la campestre Working Man, Rules Of Change o Monsanto Years.

Conclusión: no me ha parado a contar la cantidad de veces que aparece en el disco la palabra Monsanto (¿150?) pero si ya llevas media docena de escuchas, no te has dado cuenta o, lo que es peor, crees que es un tipo de uva, es que estás a eso, a uvas y todavía no lo sabes.

Nota: para más información sobre transgénicos (los malos malasombra), consultad en internet y contrastad, por favor, contrastad y no deis nada por supuesto. Eso es el verdadero rock and roll.

Nota: 9'5

martes, 30 de junio de 2015

CHRIS SQUIRE (1948-2015)


Ayer tarde alguien me recriminaba mi poco interés por el rock sinfónico y me recordaba que había muerto el bajista de Yes, Chris Squire. Nada más lejos de la realidad, el rock progresivo o sinfónico me gusta pero no soy ninguna experta que digamos. Y la verdad, no sé por qué, porque la verdad es que va mucho con mi forma de ser enrevesada, complicada, con muchos cambios y nada evidente. El caso es que nunca he acabado por meterme de lleno en ese universo pero no lo descarto en absoluto y cualquier día me veis dando una clase magistral sobre el género, sobre todo, tirando de wikipedia, que es lo que se estila ahora. Sea lo que fuere, quiero reparar mi descuido, una vez pasado el difícil lunes con una sonrisa, recordando al singular bajista con una demostración de su indudable maestría y poderío. Descanse en paz.

lunes, 29 de junio de 2015

¿Cuál es tu nombre de superhéroe?


Y para digerir este difícil comienzo de semana, otra de listas chorras que tanta gracia me hacen. Si el lunes pasado se trataba de adivinar nuestro blues-name esta vez nos encontramos con nuestro nombre de superhéroe. Exceptuando a Superman y en cine, no he sido yo nunca mucho de superhéroes pero no puedo evitar comprobar si mi otro yo se convierte en Sobaco Radiactivo o algún disparate parecido. A mí me da el soso seudónimo de Maestro Amoroso que, cambiando la o de maestro por la a, se acerca bastante a mi perfil. También podía haberme salido Prepucio Gigante o Mejillón Invencible pero eso os lo dejo para vosotros que sois más complicados. A Rockland mejor dejarlo tranquilo y que ni lo lea.

domingo, 28 de junio de 2015

BUDDY GUY: "BORN TO PLAY GUITAR" (2015)


El viejo zorro (dicho con todo el cariño del mundo) vuelve a la carga. El casi octogenario y sin par guitarrista sigue siendo un culo inquieto y muestra de ello es este nuevo lanzamiento para el 30 de julio bajo el título de Born To Play Guitar. Tener a una figura de este calibre aún con nosotros y, quién sabe, si con la oportunidad de volver a verle algún día, es algo por lo que deberíamos dar gracias al Señor al levantarnos cada mañana. 

Y es que no hay nuevo trabajo de este mito que no nos levante el ánimo de inmediato. Hace dos años se cascaba un estupendo disco doble, Rhythm&Blues, con un montón de colaboraciones, que cerraba la boca de un plumazo a todos aquellos que decimos que los dobles de hoy en día son un tostón; pero es que tres años antes, en 2010, nos dejaba boquiabiertos con un extraordinario Living Proof, que no llegó a entrar en mi lista del año por haberlo escuchado fuera de plazo. 

Tras esta definitoria portada, con el señor Buddy Guy haciendo de las suyas, nos encontramos con Born To Play Guitar, compuesto por doce cortes con alguna colaboraciones como: Billy Gibbons, Van Morrison, Kim Wilson, Joss Stone y una canción dedicada a B.B. King

Fijaos lo que os digo, me juego la estantería que tengo enfrente repleta de CDs a que es un muy buen disco. Si me equivoco, la pondré a vuestra entera disposición en un sorteo, aprovechando que Rockland no nos oye. Al fin y al cabo, ¿quién quiere ahora CDs?

Tracklisting: 

1. Born To Play Guitar
2. Wear You Out
(feat. Billy Gibbons)
3. Back Up Mama
4. Too Late
(feat. Kim Wilson)
5. What's Whiskey, Beer & Wine
6. Kiss Me Quick
(feat. Kim Wilson)
7. Crying Out Of One Eye
8. (Baby) You Got What It Takes
(feat. Joss Stone)
9. Turn Me Wild
10. Drug In My Drink
11. Flesh & Bone
(feat. Van Morrison)(Dedicated to B.B. King)
12. Smarter Than I Was
13. Thick Like Mississippi Mud
14. Come Back Muddy

viernes, 26 de junio de 2015

Canciones para hacer el amor #12: "Garota de Ipanema" (Joao Gilberto, Astrud Gilberto & Stan Getz)


Tras quince días sin Canciones para hacer el amor recuperamos la sección estrenando nueva estación y con uno de los temas que mejor la representan: The Girl from Ipanema, La chica de Ipanema o la original Garota de Ipanema. Pocas canciones me parecen más sensuales como esta fantástica y eterna bossa nova. Recuerdo que aprendí a tocarla hace años y, modestia aparte, no se me daba nada mal. Quizá la delicada sensualidad de sus acordes y ese ritmo sincopado llevaban mi imaginación hacia otros lugares infinitamente más agradables y estables que los que estaba viviendo. Sin embargo, mi peor época había pasado y aquélla era sólo de transición así que bienvenida esa mudanza emocional hacia el equilibrio. Una vez establecida la firmeza y abandonada la guitarra como únicamente objeto decorativo, recuperar esta exquisitez se me antoja más que adecuado.

Acabamos de entrar en el verano, momento de relax, de no mirar el reloj, de poca ropa, de playas de arena dorada, de pelo mojado recién salido del agua, de helados, de paseos nocturnos y de dejarse llevar. Algunos se lo tendrán que currar más si quieren intimar pero otros ya ganamos nuestra gran batalla hace años y lo tenemos más fácil. Por favor, no perdamos el tiempo con bobadas invernales que ya llegarán los dichosos días de lluvia para quedarse por unos cuántos meses. Salid, disfrutad, sentid y, sobre todo, pinchad esta preciosa Garota de Ipanema.

jueves, 25 de junio de 2015

80 años de CARLOS GARDEL


Ayer se cumplieron 80 años de la muerte de otro grande entre los grandes. Uno de mis secretos mejor guardados es mi idolatría por Carlos Gardel. No lo puedo evitar, es escuchar su maravillosa voz e inigualable forma de cantar y emocionarme. Venirme a la memoria todas aquellas películas en blanco y negro que tuve el placer de descubrir cuando era una adolescente y en mi recién estrenada juventud y acordarme irremediablemente de las fotos que me enseñaba mi abuela Florinda, cómo apoyaba mi cabeza en su frío pero acogedor brazo con la luz apagada porque no hacía falta para ver la tele, su olor, el cuento de La boda de mi tío Perico, la toquilla de lana por los hombros, la gaseosa aguada para que durara más y un sinfín de cosas que me llevaría horas enumerar. De mis veranos en Magaz de Cepeda, de tía Josefa y su buen humor, de tío Domingo y las fresas del huerto, de la casa de Maruja donde todos nos reuníamos, de tío Pedro y su caballo, de tía Fili y tío Tomás, de mi tío Carlos y sus colmenas y, sobre todo, del amor de mi vida: mi y abuelo y padrino Pablo, el hombre más guapo y bueno del mundo que, por desgracia, me nos dejó demasiado pronto. Gracias por todo ello, don Carlos.

martes, 23 de junio de 2015

ROD STEWART: "ANOTHER COUNTRY" (2015)


Ya lo tenemos aquí de nuevo. Tras aquel infumable Time de hace un par de años, el infatigable Rod The Mod vuelva a atacar en solitario mientras otros esperamos con ansiedad una reunión de The Faces con su consiguiente gira europea. Si su anterior despropósito era de difícil calificación, esta vez el asunto parece ir por otros derroteros a juzgar por el adelanto de su primer single, Love Is. El rubio vocalista se une a esa moda de saturarlo todo con violines y alma de fiesta, en otra cancioncilla folk , con mucha coreografía, sonrisas y chaqueta de rayas estilo homeless que contrasta de forma brutal con un cada día más joven Rod. Se salva de la quema el haber grabado el tema en el tejado del mítico edificio de Capitol Records, en Hollywood, pero no esa alfombra que pide a gritos un paso por la tintorería o, ya que estamos y aprovechando que hoy es la noche de San Juán, directamente a la hoguera. 

Another Country sale a la venta el 23 de octubre y ya veréis como, así y todo, es de lo más descargado por la red. Qué tío.

lunes, 22 de junio de 2015

What's your blues name?


No sé a vosotros pero a mí todas estas chorradas me encantan. Son un simple pasatiempo que, la mayoría de las veces, te desvía de aquello que estabas haciendo y te lleva a entretenerte más de la cuenta y a que no te dé tiempo a terminar lo que hacías. Al menos es lo que a mí me pasa.

Hace unos días me di con este simpático blues-test y si fuera una auténtica blueswoman me llamarían Sleepy Gumbo Jones. Si mi añorada abuela Florinda estuviese viva diría que me viene que ni pintado eso de sleepy. Eso del sueño y el hambre siempre ha ido muy unido a mí, sobre todo el otro después del uno, así que me hubiera ido mejor llamarme Sleepy Chicken McGee para acabar de enlazar todo con sentido. En fin, que me enrollo de mala manera. ¿Cuál es el vuestro? Y no vale Pretty Boy Blue que os conozco.

viernes, 19 de junio de 2015

RADIO BIRDMAN, Sala Acapulco, Gijón, 18/06/2015. Crónica, fotos, set-list y vídeo




Lo bueno de no ir a muchos conciertos es que te obliga a hacer una buena criba y acabas por quedarte con lo realmente bueno. Hace ya unos cuántos años, Jose (así, sin tilde), el loco de los vinilos, me recomendó esta estupenda banda punk-garage: eran australianos, su guitarrista Deniz Tek era una máquina, su disco de debut era un clásico del estilo y bebían directamente de los Stooges y MC5, un cóctel explosivo que hacía mostrar mi interés y en cuanto tuve ocasión me hice con el vinilo. No eran los tiempos de hoy así que si querías escuchar algo o se lo pedías a alguien o tenías que pasar por caja sí o sí y la adquisición no me defraudó en absoluto.


A cinco minutos de las tantas de la noche, las once para más señas, salieron a escena estos supervivientes del rock and roll ante una abarrotada sala Acapulco, que da gusto cómo responde cuando la ocasión lo requiere. Y es que siempre han tenido muy buena prensa y mucha afluencia de público los conciertos punkarras en la ciudad. Sus incondicionales sacan sus atuendos a pasear: chupas de cuero negro, tachuelas, camisetas de grupos, botas, cerveza en mano… Y canas, muchas canas entre el personal incluidas las mías.


Sabemos que los bolos garageros no suelen eternizarse en interminables jams así que la hora y veinte que duró el show la intentaron aprovechar al máximo y hacernos sudar como pollos/as. Desde el principio salieron a matar y eso siempre es de agradecer. No me gustan las bandas que se dejan cosas en el tintero para más adelante y luego no acaban de explotar. Radio Birdman explosionaron desde el principio y salvo un par de concesiones algo menos desbocadas para tomar aliento, el minutaje completo fue algo más que enérgico.


Rob Younger no es un principiante que digamos y sabe lo que la gente pide en cada instante, recodándonos que es un digno pupilo de Iggy Pop; Tek va a lo suyo pero su maestría y pasión a las seis cuerdas hace una perfecta comunión con sus fans, y Pip Hoyle, el tercer miembro original, se luce en el solo de teclado en la que para mí es la joya compositiva de esta banda: Man With Golden Helmet.


Si queréis saber más, mirad al set list y echad la cuenta de lo que pudo ser la noche, sobre todo inmediatamente antes y durante los bises. Así y todo, llegamos a casa enteros aunque con el pelo y la ropa oliendo a cerveza. Pudo haber sido peor.

miércoles, 17 de junio de 2015

Paulamule cumple 7 años


Paulamule es una despistada a la que todos los años suele pasársele la fecha del cumpleaños del blog si no lo apunta en su agenda. Como con cada nuevo año estrena una, lo más probable es que muchas cosas queden sin apuntar. Que su querido Rockland cumpla unos días antes que ella tampoco es de gran ayuda porque es fácil que se le vaya el santo al cielo y suela estar en sus cosas. Una de esas cosas debería ser este blog, que suele actualizar frecuentemente pero, como ha dicho siempre, éste es sólo un divertimento que no pretende más que ir contando sus cosas y pareceres por desahogarse un poco. A veces, como le pasó a la vuelta de su último exilio voluntario, lo coge con muchas ganas y se lo pasa bomba mientras escribe; otras, le cuesta un mundo y lo tiraría por la ventana. Lleva unos días en esa fase de cercanallegadadeverano-standby y en vez de celebrar el aniversario del blog el día 7 de junio, que es su día, lo hace diez días después, que es cuando su media naranja se lo ha recordado. Menos mal que otras fechas más importantes no se le suelen escapar y es capaz de estar años recordándote los que cumples tú, sobre todo si son muchos. Ya sabéis, es un poco puñetera pero inofensiva en realidad. O eso cree ella, je, je, je. En fin, que la perdonaremos por esta vez y por las que vengan, que nunca se sabe. Ah, y que muchas gracias a todos: a los que os dejáis caer sólo a leer, a los que comentáis, a los que os saca de quicio e incluso a los que os cae bien. Sin vosotros por ahí mirando de reojo no tendría mucho sentido seguir incordiando o, al menos, pretendiéndolo. Ella es así.

lunes, 15 de junio de 2015

Fidelidad y estilo de música


Estoy preocupada. Por un lado pienso que, desgraciadamente, a Rockland no le gusta lo suficiente el heavy metal pero por otro me alivia pensar que el jazz tampoco está entres sus géneros favoritos. Tampoco me siento muy aliviada cuando veo que a mí me gusta más el heavy que a él pero, en mi contra, también me seduce mucho el jazz. Los más rockeros y blueseros estamos ahí, en mitad de la tabla, es decir, ni se sabe por dónde podemos salir y los seguidores de Hank Williams y cía tampoco salen muy bien parados. Lo que me llama realmente la atención es que los que se suponen más fieles son los que más cuernos enseñan con ese gesto tan jevimetalero que veis en la foto. He conocido a un montón de heavies en todos estos años y muchos han sido fieles tanto a su estilo de música preferido como a sus parejas pero, la verdad, no sé si ha sido más bien por voluntad o por resignación. En fin, que habrá que estar muy atentos hacia donde se desvían los gustos de nuestros partenaires, o los nuestros propios, y tomar cartas en el asunto.

Fidelidad y monogamia según estilos de música favoritos: la lista va de más a menos infieles con su tanto por ciento correspondiente, así que echad la cuenta:

1. Jazz: 19%
2. Salsa: 14%
3. Pop: 13%
4. Country: 12%
5. Rap: 9%
6. Classical music: 8%
7. Blues: 6%
8. Reggae: 5%
9. Rock: 5%
10. Electronica: 4%
11. Indie: 3%
12. Metal: 2%

domingo, 14 de junio de 2015

DAVE GROHL se rompe una pierna


Dicho así, Dave Grohl se rompe una pierna, no parecería ser noticia, al menos no un trending topic, pero si la rotura se produce en pleno concierto de Foo Fighters, en Gothenburg, Suecia, por una caída desde el escenario, siendo posteriormente escayolado en un hospital y volviendo al ruedo para interpretar unos cuántos clásicos, la cosa cambia. Me rompí el quinto metatarsiano del pie izquierdo jugando al tenis ya hace bastantes años y sé lo que duele una rotura. Hay que tenerlos bien puestos para mantener el tipo como lo hizo durante y sobre todo, después, por muy dopado con antiinflamatorios que fuera y dar un concierto de dos horas. Otros, sin embargo, en plena juventuddivinotesoro pasan malamente de la hora de actuación y eso si no les rompe una uña por casualidad o no tienen el fular bien anudado.

Aquí, el momento de la caída:



Este, desde el suelo, anunciando al público su más que probable rotura, su visita al hospital, su intención de acabar el concierto a la vuelta. A partir del minuto 3:20 regresa en camilla mientras suena el Under Pressure de Queen y termina la canción desatando la locura entre sus fans.



Esta, la muestra de la placa donde se puede apreciar perfectamente la rotura:


Y para finalizar, la interpretación del Let There Be Rock de AC/DC con un Dave Grohl enyesado hasta la rodilla y enloquecido. ¡¡¡Impresionante!!!

viernes, 12 de junio de 2015

Canciones para hacer el amor #11: "Cat On A Hot Tin Roof" (Charles Wolcott)


No es la primera vez que recurro a esta película, una de mis favoritas de la historia del cine,  y seguramente no sea la última. Tras el Top 10, con Elvis a la cabeza, no podía bajar el listón de un plumazo. Barajé varias opciones pero, siendo realista, sólo un hombre en el mundo podía superar la belleza y presencia del de Tupelo, y ese era mi añorado Paul Newman. Siempre que pienso en mi amor platónico por excelencia lo sitúo en esta maravilla sureña, titulada La gata sobre el tejado de zinc en la que Newman lucía en su máximo esplendor, estupendamente acompañado por la bella y sensual Liz Taylor haciendo de Maggie la gata. No hace falta que os cuente el argumento de la película: un matrimonio problemas, que no desvelaré por si aún hay alguien que no la haya visto, y un tira y afloja que acaba en una de las escenas más ardientes que recuerde, mientras suena una deliciosa y cálida melodía antes del The End. Por no hablar de ese cálido comienzo de piano mientras, en un fondo rojo pasión y sobre el cabecero de la cama, van desfilando los créditos iniciales de esta obra maestra de 1958. Pasarán más de mil años, muchos más, y siempre que escuche esta música o vea esta inolvidable película, me vendrán a la mente las mismas sensaciones que cuando la descubrí y volveré a suspirar de la misma forma en que siempre lo hago. Creédme, no hay nada más tentador e irresistible en el mundo que ese: "Maggie, cierra la puerta". Intentad copiarlo, por favor, aunque sea sin ojos azules.

jueves, 11 de junio de 2015

Muere CHRISTOPHER LEE


Se nos van los mitos a toda velocidad. Hoy le ha llegado su hora a Sir Christopher Lee, el mejor y más seductor Drácula de la historia del cine en color y uno de los más prolíficos y populares actores de todos los tiempos. Un grande entre los grandes. Descanse en paz.

miércoles, 10 de junio de 2015

BETTYE LAVETTE: "WORTHY". Crítica del disco


(Tiempo de lectura: 1'50'')

Estoy entrando en una de esas fases en las que me cuesta todo. No sé si será el puñetero mes de junio que, como de costumbre, nos visita con el cielo gris plomizo, humedad y demás lindezas. Cuando todo el mundo comienza a destaparse y a pensar en cosas más banales aquí estamos muertos de asco soñando con el verano que siempre tarda más de lo debido, aunque reconozco que en cuanto llegan los días de playa tampoco ponerme a escribir es lo que más me apetece del mundo. El caso es que he llegado a mi día de crítica musical y se me está haciendo cuesta arriba y, por si esto fuera poco, estoy volviendo a escuchar el disco mientras tecleo y me está pareciendo todo lo contrario a lo que me parecía estos días de atrás.

Juro que venía a contaros que con todo lo que me gustó esta señora en discos anteriores, y sobre todo a su paso por Gijón hace unos años, en esta nueva entrega me había decepcionado. Os iba a decir también que siendo una extraordinaria intérprete, con una solvencia fuera de toda duda y una conmovedora voz, el disco se me había hecho repetitivo y, lo que es más, me empezaba a poner de los nervios esa misma forma suya de cantar en cada uno de los temas. También comentaros que había elegido un montón de versiones de gente conocida como Dylan en Unveliebable, los Stones en Complicated, los Beatles en Wait o el propio Joe Henry (que vuelve a producirle el disco) en Stop, y que, a pesar de ello, se te hace difícil reconocerlas. Y, por supuesto, confesaros que había alguna excepción que me había gustado más que las demás, como por ejemplo Bless Us All.

Pues bien, olvidaos de todo lo escrito o tacharlo directamente. En mi primera escucha vespertina he cambiado de opinión y donde dije digo, digo Diego. Sigue siendo verdad lo de las covers y su dificultad para conocer las originales y mi predilección por Bless Us All, pero también podría añadir canciones como la mencionada Stop, Wher A Life Goes o Step Away. No sé, será que este álbum va mejor con el triste día que hoy tenemos o que le van mal las mañanas, pero el caso es que no es tan peñazo como pensaba. Al menos, no me lo parece ahora. Mañana... será otro día.

Nota: hoy, un 6'5

Track listing for Worthy:


1. Unbelievable (Bob Dylan)
2. When I Was A Young Girl (Chris Youlden)
3. Bless Us All (Mickey Newbury)
4. Stop (Joseph Lee Henry)
5. Undamned (Linford Detweiler)
6. Complicated (Mick Jagger/Keith Richards)
7. Where A Life Goes (Randall Bramblett)
8. Just Between You And Me And The Wall, You're a Fool (JH Brown Jr)
9. Wait (John Lennon/Paul McCartney)
10. Step Away (Christine Santelli/Brian Mitchell)
11. Worthy (Beth Neilsen Chapman/Mary Gauthier)
Produced by Joe Henry & Bettye LaVette

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...