Seguidores

miércoles, 29 de julio de 2015

WARREN HAYNES: "ASHES & DUST". Crítica del disco


(Tiempo de lectura: 2'15'')

Hace algunas semanas hablábamos del inminente nuevo proyecto del prolífico Warren Haynes. Alejado "definitivamente" (de momento) de Allman Brothers y centrado en su carrera ya sea en formato Mula o en solitario, Warren a vuelto a la carga con un nuevo disco, acompañado de la banda americana Railroad Eath. Se trata, en realidad, de su tercer trabajo en estudio, exceptuando un EP y un par de directos, desde aquel lejano Tales Of Ordinary Madness del 93. En otras circunstancias podría parecer poca cosa en 22 años pero tratándose de este hombre y sabiendo que se pasa todo el día girando, grabando y volviendo a girar, creedme, es demasiado.

Ante todo, hay que decir que nos encontramos ante un disco de Warren Haynes y no de la superapisonadora Gov't Mule y eso se nota. Cuando tienes una banda y te pones a grabar otras cosas a tu bola por otro lado, está claro que es para hacer algo diferente. Aquí no hay que buscar sonidos pesados, guitarras distorsionadas y ritmos frenéticos, sino tranquilidad, reposo, sonidos limpios y disfrute sin más. Otra cosa es que logres este último propósito aunque, en teoría, de eso se trate.

Ashes & Dust es un disco de música de raíces americanas, donde los violines, banjos y mandolinas están omnipresentes en los trece temas de los que se compone. Ya dije hace no mucho que estaba harta de este tipo de sonidos pero, al menos, tenemos que agradecer que no derive hacia la música irlandesa, tan de moda últimamente. La primera vez que lo escuché pensé: ¡jo!, otra pesadez para darle un par de pases y dejarlo de lado con dos o tres temas destacados y poca chicha; la segunda encontré que había más matices y que no era de usar y tirar, y la tercera me convenció de algo que ya venía advirtiendo: la voz de Warren era bastante plana, sin forzar en ningún momento y eso, acompañado de unos temas bastante largos, todo sea dicho, se me hacía algo cuesta arriba. De hecho, hay una cosa que me llamó poderosamente la atención: en muchos de los temas hay una especie de parada que pide claramente el final pero la canción se prolonga sin ningún tipo de motivo, para mi gusto.

Pero no se trata de un mal disco o un truño. Warren es padre de un niño, está metido de lleno en eso que llaman mediana edad y tiene gana de tomar aliento de vez en cuando No le culpo por ello, su frenética actividad pide a gritos un descanso y en vez de tomarse un par de años sabáticos e irse al Caribe a relajarse, saca un álbum como este. Quizá algunos necesitemos un poco más de músculo y aún tengamos gana de guerrear pero él prefiere hacer lo que le apetece, que es este disco. De todos modos, no todo es sosiego y finos instrumentos de cuerda, también se puede sacar un par de estupendos temas que ya quisieran muchos como Stranded In Self-Pity o Gold Ghost Woman con una dulce y sutil Grace Potter acompañando a la perfección y alejada de cualquier tipo de alarido. El mismo inicio del álbum con Is It Me Or You es una especie de Banks Of The Deep End aviolinada pero agradecida. Spots Of Time co-escrita con Phil Lesh también es otra de las destacadas con un sobresaliente solo de guitarra made in Mr. Haynes.

Recapitulando, un disco que quizá se pueda hacer algo largo y repetitivo pero donde no no puede decir que haya una mala canción; recomendado para un día triste, gris, lluvioso y frío como hoy (sé que me repito pero es que es 29 de julio) pero muy pesado para día calurosos y soleados. Una tregua forzosa para, esperemos, la próxima embestida de "La Mula".

Nota: 6'5

martes, 28 de julio de 2015

PAUL McCARTNEY & RINGO STARR: Behind the scenes


Sé que a muchos se les está haciendo muy pesado este mes de julio. Parece como si nunca acabara. Tranquilos, agosto pronto llegará y primero se pasará. Para llevar mejor esta última semana del mes, nada mejor que un simpático vídeo de cuatro sólo cuatro minutos donde podremos ver las entrañas del Rock and Roll Hall of Fame, con los dos beatles vivos haciendo de las suyas, acompañados de músicos de la talla de Stevie Wonder y con un Joe Walsh sumándose a la fiesta. Y no, no me importaría ser la que le quita las pelusas a uno de mis más grandes ídolos.

lunes, 27 de julio de 2015

"MAMA A" (1917-2015)


Como ya comenté en mi entrada del pasado viernes, en Canciones para hacer el amor, el mismo día en que Gregg Allman actuaba en Amsterdam, su madre, la conocida en el mundo Allman como "Mama A", fallecía a los 98 años de edad. Nunca suelo hacerme eco de las madres de nuestros rockers favoritos pero esta señora era muy querida por los fans de la banda. La pérdida de su hijo Duane a los 24 años de edad, hizo que se volcara totalmente en la vida y milagros de su otro hijo, Gregory. Ella fue la que lo acompañó en los duros días del trasplante de hígado y posteriores complicaciones al año siguiente. Los buenos genes parecen ser uno de los secretos de que Gregg siga aún entre nosotros. Quién sabe lo que hubiera dado de sí el añorado Duane de no haberse cruzado en su camino la maldita curva, en Macon.

Una madre no se muere todos los días pero Gregory siguió adelante con las dos únicas fechas europeas y, roto por dentro del dolor, llevó acabo un soberbio concierto en la sala Paradiso, de la ciudad holandesa. Casualmente, una de las dos canciones dedicadas a su madre, fue la misma que escogía yo para mi sección del viernes. Aquí os dejo la dedicatoria (1:44) y su posterior interpretación.

Descanse en paz, Geraldine Allman.

domingo, 26 de julio de 2015

JOSÉ SAZATORNIL "SAZA" (1926-2015)


Tarde, como de costumbre, pero fiel a la cita, como no podía ser de otro modo tratándose de uno de los mejores actores que ha dado el cine español. El verdugo, La escopeta nacional y Todos a la Cárcel con Berlanga, La colmena de Camus, otros tantos títulos de Mariano Ozores o Amanece que no es poco de Cuerda, son sólo unos pocos ejemplos del impresionante currículum de este gran intérprete. Nadie como él llevaba un tricornio y pocos tenían la perfecta dicción del actor catalán. Recordémosle en la estupenda película de Cuerda dándole la réplica al enorme Luis Ciges primero y a Antonio Resines después. Tremendo. Descanse en paz.

viernes, 24 de julio de 2015

Canciones para hacer el amor: "It's Not My Cross To Bear" (Allman Brothers Band)


¿Creíais que ya no habría más Canciones para hacer el amor? Pues fallasteis: las hubo, las hay y las habrá. Llevo tres semanas con Gregory en la cama, ahí, esperando el momento que nunca acababa de llegar y al fin, justo cuando esta misma noche actuará en la sala Paradiso de Amsterdam, me he decidido. La primera semana por falta de tiempo lo dejé con el título, la foto y la etiqueta, la segunda por un obituario y la tercera por el concierto de Elton John. Hoy tampoco tengo todo el día para dedicárselo pero como creo que le debo una y no puedo estar en la ciudad holandesa, aquí estoy para suplir mi falta y animaros de paso el fin de semana, dicen que caluroso por algunas tierras.

Estaba claro que mis queridos Allman Brothers tenían que pasar por esta sección. Se me ocurren pocas cosas tan excitantes en el mundo como la voz de Gregg Allman, sobre todo, a medida que ha ido cumpliendo años. En relación a ésta, nada tienen su efeba e inexperta interpretación vocal en los comienzos de la banda de Macon con la experimentada, desarrollada y bluesera voz que le ha ido dando el paso del tiempo. Aunque ya se veía por dónde iban los tiros con ese fantástico disco de debut, tengo que reconocer que su entrada en la madurez le ha sentado estupendamente y a los hechos me remito: este vídeo es un fantástico ejemplo de lo que estoy diciendo. Si además el tema en cuestión es un blues lento y sensual como It's Not My Cross To Bear la simbiosis es total. La imagen de rubio indómito, salvaje y conquistador también ayuda y las notas de los dos maestros de la guitarra como son Warren Haynes y Derek Trucks en esta ocasión, hacen de este blues una de las canciones más placenteras para que el calor no te venga dado por las inclemencias de tiempo sino que seas tú el que lo busque. Como me temo que algunos lo que tienen es gana de refrescarse, será mejor dejarla para los residentes o turistas que atestan las zonas más templadas de la península y que incluso dormimos tapados hasta el cuello. No sé si será una desgracia o una suerte pero al menos, tendremos en qué entretenernos el fin de semana.

jueves, 23 de julio de 2015

DON HENLEY: "CASS COUNTY" (2015)


Casualidades de la vida, ayer miércoles, 22 de julio, mi entrada iba a ser este nuevo trabajo de Don Henley. Como era mi cumpleaños y no tenía gana de hacer gran cosa, lo aparqué hasta hoy. Pues bien, cuando estoy revisando las efemérides me doy cuenta de que el baterista de los Eagles nació el mismo día que yo pero unos cuántos años antes. Y para más inri, un miércoles, como el día de ayer.

Otro que se abona al mes de septiembre para un nuevo lanzamiento. En concreto lo hará el día 25 y ya podemos escuchar un par de adelantos: una de cal y otra de arena. Se trata de su quinto disco en solitario y primero desde hace 15 años, con colaboraciones de lujo como Mick Jagger, Dolly Parton, Vince Gill, Merle Haggard Alison Krauss.

Cass County es el nombre del condado noreste de Texas donde nació Henley hace la friolera de 68 años. Consta de 12 temas y según el miembro fundador de los Eagles el álbum es un fiel reflejo de sus raíces tejanas. Os dejo el par de temas del que os hablaba, el track listing y el tráiler del disco, que es lo que mejor pinta tiene.



Don Henley ‘Cass County’ Standard Track Listing

“Bramble Rose” (featuring Mick Jagger & Miranda Lambert)
“The Cost of Living” (featuring Merle Haggard)
“Take a Picture of This”
“Waiting Tables”
“No, Thank You”
“Praying for Rain”
“Words Can Break Your Heart”
“That Old Flame” (featuring Martina McBride)
“When I Stop Dreaming” (featuring Dolly Parton)
“A Younger Man”
“Train in the Distance”
“Where I Am Now”

Don Henley ‘Cass County’ Deluxe Track Listing

“Bramble Rose” (featuring Mick Jagger & Miranda Lambert)
“The Cost of Living” (featuring Merle Haggard)
“No, Thank You”
“Waiting Tables”
“Take a Picture of This”
“Too Far Gone”
“That Old Flame” (featuring Martina McBride)
“The Brand New Tennessee Waltz”
“Words Can Break Your Heart”
“When I Stop Dreaming” (featuring Dolly Parton)
“Praying for Rain”
“Too Much Pride”
“She Sang Hymns Out of Tune”
“Train in the Distance”
“A Younger Man”
“Where I Am Now”

martes, 21 de julio de 2015

DAVID GILMOUR: "RATTLE THAT LOCK" (2015)


Ahora sí, ahora ya tenemos más información. Desde hace semanas estaba pululando por la red el título de el nuevo disco en solitario de David Gimour pero no ha sido hasta hace unos días cuando al fin se ha editado la portada, el track list y el primer single.

Mis lectores habituales sabéis de sobra que soy una rendida admiradora gilmouriana y cuánto le eché de menos en la representación de The Wall de hace unos años por Roger Waters. Como lo que no puede ser no es (al menos de momento) no me voy a extender más en el tema reunion, así, sin tilde. Ellos sabrán. De momento, nos conformaremos con su cuarto álbum en solitario titulado Rattle That Lock, que saldrá a la venta el 18 de septiembre, que consta de diez temas inéditos y que le traerá por algunas ciudades de Europa primero y de USA después. El disco está co-producido con Phil Manzanera de Roxy Music y co-escrito junto a su esposa y novelista Polly Samson.

Para el primer single, que ya podemos escuchar, se inspiró en la sintonía que suena en todas las estaciones de tren francesas antes de los anuncios. Estas cuatro notas fueron grabadas en su smartphone y son las que podéis escuchar en este Rattle That Lock, previa autorización de su creador original Michael Boumendi. Perfectamente podía haber sido esperando en la caja de un supermercado cualquiera o en la antesala de un partido de fútbol pero prefirió el romanticismo de una estación de tren francesa. Lástima que no haya seguido con el ritmo del mismo tren en marcha donde, os aseguro, es muy fácil y divertido inventarse nuevas canciones con las que romper los charts o la paciencia de la persona que tienes al lado tarareando el dichoso ritmillo horas después de haberte bajado del vagón.

Track listing:

1. 5 A.M. (Gilmour)
2. Rattle That Lock (Gilmour/Samson/Boumendil)
3. Faces Of Stone (Gilmour)
4. A Boat Lies Waiting (Gilmour/Samson)
5. Dancing Right In Front Of Me (Gilmour)
6. In Any Tongue (Gilmour/Samson)
7. Beauty (Gilmour)
8. The Girl In The Yellow Dress (Gilmour/Samson)
9. Today (Gilmour/Samson)
10. And Then... (Gilmour)

sábado, 18 de julio de 2015

ELTON JOHN, Palacio de Deportes, Gijón, 17/07/2015. Crónica, fotos, set list y vídeo


Como os comentaba en mi entrada anterior, son muchos los rockers acomplejados que, con miedo a que les vean rodeados de todo tipo de público, son capaces de perderse a alguien como Sir Elton John. Anoche, ante un Palacio de Deportes algo más reducido de lo habitual, 5.500 personas disfrutábamos de un estupendo show al que no se le puede poner ni un pero. Las cosas del sonido se las dejo para los técnicos, que creen y quieren que suene como en casa cuando eso, salvo contadas ocasiones, es imposible y menos en un recinto de estas características. Dime donde te pones y te diré como suena, podría resumirse. Es cierto que el volumen fue de menos a más pero yo, con mis tapones y mis cascos modelo hormiga atómica, no me preocupo de menudencias.


Con una puntualidad británica muy de agradecer, respetando a su público al máximo y con una claridad entrando por los amplios ventanales, salió a escena Elton John arropado por su sempiterno piano de cola y una extraordinaria y cumplidora banda compuesta por guitarra, bajo, teclado, batería y percusión. Encargados de hacer que todo funcionase a la perfección, como así fue, fueron diseminando pieza por pieza, acompañando en la sombra a su jefe de filas pero con alguna que otra pincelada de protagonismo por parte de su guitarrista Davey Johnston y su galería de guitarras destacando una de doble mástil. Otro de los grandes aplaudidos a la hora de presentar la banda fue su baterista, Niggel Olson, eterno camarada desde comienzos de su carrera.


No era mi primera vez con el mítico artista. Hacía la friolera ya de 24 años que había tenido el placer de verle en el desaparecido y no menos mítico Wembley Stadium en un doble cartel con Eric Clapton, con Bonnie Raitt de telonera. Casi nada al aparato. Con aquel imborrable recuerdo, sabía que repetiría y no me arrepentiría.


Como suelo decir, hay que salir matando y si eres una estrella no te lo piensas. Vestido con un brillantísimo traje azul y sus gafas a juego, abrió fuego con una muy animada The Bitch is Back que sirvió para calentar los dedos en un show que se iría a las 2 horas y 10 minutos. 62 euros en pista o 65 en grada que no llegan ni a su edad (68 años) por esa duración bien vale un esfuerzo. Me río yo de esos conciertillos del tres al cuarto de hora raspada de duración, con unos jóvenes mancebos ¡agotados de tocar! ¿Cómo se puede uno cansar de tocar y menos a esa edad? Sí, Sir Elton John viaja en jet privado porque se lo ha ganado a pulso (y lo sigue haciendo) y descansa en grandes hoteles pero eso no siempre fue así.


Genio y figura hasta la sepultura fue repasando su carrera alternando canciones más rhytmanblueseras con medios tiempos melódicos más dignos de ser escuchados en un teatro que en un recinto deportivo, algunos dotados de una alta dosis de emotividad, con un Elton John solo al piano llevándonos a cotas muy altas como por ejemplo la joya interpretativa de la noche, The One, o en esa extraordinaria intro en Rocket Man. La preciosa Levon también fue otro de mis momentos favoritos, a pesar de que todavía había luz en la sala. Con la llegada de la noche el ambiente mejoró mucho y lo único que te deslumbraba eran las precisas y sentidas notas que salían del Yamaha del veterano compositor. En Goodbye Yellow Brick Road la pantalla trasera cobró protagonismo y adornando y resaltando el resto de la noche. Temas muy conocidos como I Guess That’s Why They Call it the Blues, Your Song o Sad Songs se fueron intercalando con otras menos coreadas como Circle Of Life/Can You Feel the Love Tonight (él solo de nuevo al piano) o Burn Down the Mision. Sorry Seems to Be the Hardest World fue otro de los momentos de más contención seguida de Don’t Let the Sun Go Down On Me, también muy aplaudida. Y la traca final con las populares I’m Still Standing, Your Sister Can Twist (But She Can Rock and Roll), Saturday Night’s Alright For Fighting y un Crocodile Rock convertido en la romería del pueblo, dejó a un público entrado en canas exhausto pero satisfecho.


Lástima que la pobre venta de entradas nos haga palmar dinero a todos los gijoneses tanto a los que nos gusta Elton John como a los muchos de ciudadanos que no saben ni quién es ni les importa. Como de costumbre, es lo que tiene que consintamos que sean los Ayuntamientos de turno los que digan a quién hay que ver o no con nuestros ahorros. Pero para esto, me temo, habrán de pasar muchos años. Hasta ese día… a seguir pagando y callando, que para eso estamos.


Nota: en el set list faltan The One y Circle of life/Can You Feel the Love Tonight entre I Guess That's What They Call it the Blues y Your Song, que fueron interpretadas.

jueves, 16 de julio de 2015

ELTON JOHN: "ROCK THE WESTIES". Crítica del disco


(Tiempo de lectura: 2'10'')

Mañana es el día. Sir Elton John llegará a Gijón para actuar en el Palacio de los Deportes a las 21 horas. El cambio de escenario (iba a ser el Las Mestas) es debido a la pobre venta de entradas para dos de los conciertos del verano: este que nos ocupa y el de Lenny Kravitz al día siguiente. Ya hablé sobre el tema en su día así que no me detendré más. Sí, había un bono de 2x1 con descuento incluido pero nada tiene que ver el público de uno y del otro: los de las canas iremos al primero y los más modernos al segundo.

Repasando la discografía del cantante de Pinner, llegué a 1975 y di con mi disco favorito del artista. Rock The Westies es parte de mi vida y recuerdo haberlo escuchado desde siempre. No tengo conocimiento de cuándo fue la primera vez pero sí sé que cada vez que nos íbamos de viaje a algún sitio (algo que odiaba) sonaba este extraordinario álbum. La cassette en el coche hacía parte del mobiliario y hubo suerte de que llegara algo más tarde de nuestro accidente con caída al río incluida el día de Reyes de 1976. Servidora, que ya llegó a este mundo sufriendo con dos vueltas de cordón y morada no precisamente de comer, tuvo que volver a vérselas con el destino en forma de una brecha en la cabeza de 20 puntos que ya los hubiera querido Guayominí en Eurovisión. Una Casa de Socorro en medio de la nada fue mi lugar de salvación y la cura a pelo y una venda en la cabeza durante semanas mi tortura. Pero estoy segura de que Rock The Westies vino para ayudarme a pasar el mal trance pues al poco tiempo ya estaba sonando y haciéndome más llevadero aquellos interminables viajes de Bilbao a Gijón y viceversa. Casualidades de la vida, muchos años después, tras haberme alejado de aquella cinta, encontré la portada de este disco en nuestro viaje a Graceland, liderando una colección de LPs que Elvis guardaba en su mítica casa. Yo acababa de compra el vinilo hacía tan sólo unos días en una vieja tienda de segunda mano en Madrid. Increíble coincidencia. 

El que no se atreva a acercarse a este hombre por el qué dirán y por miedo a perder la etiqueta de buen rocker se está perdiendo algo muy bueno. Sus discos de la década dorada de los 70 son estupendos y dejar pasar la oportunidad de ver a esta gran leyenda cerca de casa es para mí un error. Estamos ante el que para mí es el mejor disco de Elton John. Lo tiene todo: rock and roll, soul, buenas melodías, garra, delicadeza, desparpajo y mucha frescura. Como tenemos la suerte de que san YouTube nos deje escuchar los discos enteros, aquí os lo cuelgo para que podáis comprobar de buena fe que no miento. Fijaos si lo tengo claro que estoy segura de que el primer tema, Medley: Yeah Help/ Wednesday Night/Ugly, os va a hace levantar el culo del asiento que, por cierto, ya va siendo hora. Dan Dare (Pilot Of The Futuro) os vendrá a confirmar lo que os estoy diciendo y caeréis rendidos. Island Girl es otro estupendo y movido tema que no te quitarás de la cabeza al que ya recurrí en mi último exilio. Tampoco tendrás que avergonzarte de la stoniana Grow Some Funk Of Your Own. Como tras la tempestad viene la calma, I Feel Like A Bullet, es una delicia melódica que siempre es bienvenida. Y llegamos a la joya y mi favorita del álbum, la claptoniana Street Kids,  con mucha carretera aún por recorrer y que me retrotrae inmediatamente a aquellos momentos, aún relativamente felices, de mi infancia. Hard Lucky Story con esos portentosos coros negroides es otro plato de buen gusto. En el segundo y último tema lento del álbum, Feed Me, (otra de mis preferidas) la melancolía se apodera de mí y es difícil que me mantenga entera durante esos cuatro benditos minutos. Pero tranquilo, el ávido pianista no te va a dejar con ese sabor de boca y te meneará de forma contundente con Billy Bones And The White Bird y su rotunda frase final que hará que te quedes con ganas de más. Y volverás a pincharlo, vaya si volverás...

Nota: 10

miércoles, 15 de julio de 2015

JOHN MAYALL: "FIND A WAY TO CARE" (2015)


Generalmente nos enteramos de que el tiempo pasa mirando a los propios hijos o en su defecto a los de los demás. Es tremendo cuando hace un tiempo que no ves a uno de esos monstruos cuellicortos y de repente ves que te saca una cabeza. Con los 40 ya cumplidos creemos que seguimos estando igualitos que en la década anterior, sobre todo, como es mi caso, cuando tu color y largo del pelo sigue siendo el mismo. Pero, ¡ay amigo!, el problema viene cuando te pones a ver alguna de esas fotos con los 30 recién estrenados y te das cuenta de que tenías cara de inocente y esa candidez se ha esfumado de golpe sin saber cuándo.

A uno que estoy segura de que esto no le pasa es a (levantémonos, por favor, al pronunciar su nombre) Mr. John Mayall. Por esta incombustible leyenda no pasan los años ni falta que hace y a sus 81 años sigue igual que siempre y haciendo lo que mejor sabe: buena música. Acabo de comprobar que el año pasado sacó un disco, cosa que desconocía, y este 2015 no iba a ser menos.

El 4 de septiembre saldrá a la venta este Find A Way To Care grabado en el House Of Blues de Encino, California, en el que se mezclarán canciones originales con versiones de gente como Percy Mayfield, Muddy Waters, Lee Baker, Charles Brown, Don Robey o Lightnin' Hopkins

A estas alturas poco o nada me importa que Mr. Mayall cree o deje de crear nuevas melodías, aunque siempre se agradece el esfuerzo. Lo único que realmente me interesa es que este hombre pueda seguir haciendo lo que más le gusta y que nosotros lo podamos disfrutar por enésima vez.

Track listing:

1. 'Mother in Law Blues' (Don Robey)
2. 'The River's Invitation' (Percy Mayfield)
3. 'Ain't No Guarantees'
4. 'I Feel So Bad' (Lightnin' Hopkins)
5. 'Find a Way to Care'
6. 'Long Distance Call' (Muddy Waters)
7. 'I Want All My Money Back' (Lee Baker)
8. 'Ropes and Chains'
9. 'Long Summer Days'
10. 'Drifting Blues' (Charles Brown)
11. 'War We Wage'
12. 'Crazy Lady'

martes, 14 de julio de 2015

ROBERT PLANT llama a su puerta


Ya sabéis lo que me pasa con la llegada del verano: playa, comida a las tantas, miles de cosas que deberías haber hecho ayer pero que crees las harás mañana... En fin, lo de siempre. El poco tiempo para el blog también es una de las características habituales y la poca gana de estrujarme las meninges también. Además, decidme la verdad ¿a quién diatres le apetece leerse un tocho de tomo y lomo sobre lo que piensa tal o cuál blogger? Así que esta vez he decidido ser un poco más amena y traer temas ligeros no sólo los lunes sino cualquier otro día de la semana. Hoy toca el huidizo y pertinaz Robert Plant con un cameo muy simpático en la próxima comedia indie británica titulada Doreen: The Movie. Los guiños a Led Zeppelin ayudarán también a esbozar una sonrisa a cualquier fan de la banda inglesa. Y es que no todos los días se puede tener a todo un Robert Plant llamando a tu puerta e intentando ganarse la vida honradamente aunque, visto la cantidad de discos que se venden en la actualidad, quizá algún día se llegue a eso con firma en el acto incluida. Hasta ese momento, seguiremos suspirando por encontrarnos a nuestro ídolos en cualquier momento o situación.

lunes, 13 de julio de 2015

Sol de medianoche


Desde hace unas semanas podéis ver en la cabecera del blog una hermosa imagen con arcoíris incluído: se trata del Keskiyön aurinko o sol de medianoche para el resto de los mortales que no sepamos finés. Es un fenómeno que se da sobre finales de junio y dura casi un mes, dependiendo de la cercanía del polo. En Taivalkoski, Finlandia, donde pasan los veranos nuestros queridos "Kiitos", están como quien dice a tiru piedra y Kari tuvo el detalle de mandarnos estas preciosas fotos sacadas a las 11 de la noche cerca de su coqueta casa de madera con, por supuesto, sauna incluída. Durante gran parte del verano el sol no se pone o se pone lo justo, si es que al señor Lorenzo le da por lucir por esas extrañas y lejanas tierras. Nos han contado que está siendo un "verano" muy frío y las fotos que nos mandan lo corroboran: abrigados hasta los dientes y sacando el barco a pescar quizá algo más que un resfriado.


Las ganas que tengo de comprobar con mis propios ojos ese fenómeno son inmensas pero juro no meterme en ese lago helado aunque me prometan la juventud eterna. De momento, me conformaré con seguir desde la distancia las vidas y, sobre todo, milagros de mis queridos vecinos de invierno pero el año que viene, si Dios quiere, espero no olvidarme en antifaz y poder dormir a pierna suelta toda la no... toda la medianoche.

sábado, 11 de julio de 2015

OMAR SHARIF (1932-2015)


Nunca entendí cómo en el Diccionario Espasa de Cine Mundial de Augusto M. Torres faltaba un actor de la talla de Omar Sharif. Recuerdo perfectamente, antes de que hubiera internet, ir a buscar al célebre intérprete y no encontrarlo por ningún sitio: ni por la O de su nombre no por la S de su apellido. Acabo de consultarlo de nuevo, por si mi memoria me había jugado una mala pasada, y sigue habiendo ese vacío entre la empalagosa película Shakespeare Enamorado y el actor Sam Shepard. Por raro que parezca a alguien se le olvidó esas dos monumentales películas de Davi Lean en las que Mr. Sharif brilla con luz propia como son Doctor Zhivago o Lawrence de Arabia. Desde luego, no fueron sus dos únicas interpretaciones pero al igual que es imposible desligar a Drácula de los dos vampiros más conocidos del mundo mundial como fueron Bela Lugosi y Christopher Lee, con permiso de El Conde Draco (y no me refiero a Mario Draghi), tampoco puedes no acordarte irremediablemente del actor egipcio en esas dos obras maestras de Lean. Para reparar tamaña ausencia y recordarlo como se merece, nada mejor que unas emotivas imágenes con el sensacional Lara's Theme de fondo. Descanse en paz.

jueves, 9 de julio de 2015

JASON ISBELL: "SOMETHING MORE THAN FREE" (2015)


Hablando de Spotfy, hace un par de semanas me puse a buscar el último disco de Jason Isbell por dicha plataforma y no lo encontré. Al poco salió el de Neil Young y dejé al ex Drive by Trukers para más adelante. No es que suela seguir yo las carreras en solitario de las diferentes bandas pero a raíz de la visita de Isbell a mi ciudad al comienzo de su carrera en solitario, me dio por escuchar su primer disco y hasta ahora. Además, ya estaba más que cansada de la banda que le dio a conocer y fue toda una sorpresa su disco de debut. Hoy me he encontrado este Something More Than Free en streaming por la red y, aunque aún no me ha dado tiempo a escucharlo, lo haré en breve. Aquí os lo dejo. Espero que vaya en la misma línea que los anteriores y sea un disco muy disfrutable. 

Track listing:
1. If It Takes A Lifetime
2. 24 Frames
3. Flagship
4. How To Forget
5. Children Of Children
6. The Life You Chose
7. Something More Than Free
8. Speed Trap Town
9. Hudson Commodore
10. Palmetto Rose
11. To A Band That I Loved

martes, 7 de julio de 2015

AC/DC se pasa al digital


¡¡¡Sííí!!! El comienzo de semana (aunque sea martes) no podía ser mejor: a partir de ahora ya podemos escuchar a nuestra banda favorita en Spotyfy o cualquiera de las plataformas digitales que gustéis. Sabemos lo reacios que eran y todo el aire de romanticismo que sobrevolaba en torno a escuchar la música en formato analógico pero afortunadamente los tiempos siempre cambian a mejor y las nuevas multinacionales nos hacen la vida mucho más fácil. Nadie está obligado a oír a su grupo favorito en el iPod pero yo ya no estoy para buscar el CD en la estantería ni mucho menos para subirme a una silla y mirar por orden alfabético pegándome con las fundas de los vinilos para poder disfrutar de un maldito disco. Era una maniática del buen sonido pero ¿a quién diablos le importa a estas alturas? Me he hecho una fan auténtica de esta mega-empresa sueca y voy por casa con la tablet de un sitio a otro sin necesidad de atronar a vecinos o quedarme sin oír nada por estar al otro lado del antiguo e impasible aparato de música, que sigue mirándome de reojo cada vez que paso a su lado. Lo llevas claro, amigo, lo nuestro ha terminado. Así que, bienvenidos chicos. Ya iba siendo hora.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...