Seguidores

jueves, 14 de agosto de 2008

BETTYE LAVETTE. Plaza Mayor, Gijón, 13 agosto '08

Bien, allá voy. Lo que pude presenciar ayer noche en la Plaza Mayor de Gijón, o sea, en las fiestas del pueblo, será difícil borrarlo de mi memoria. Tuve la suerte de ver a Miss ETTA JAMES hace unos años en el "House of blues" de Los Ángeles y quedé totalmente impresionada de aquella actuación. Pues bien, ayer me volvió a pasar.
Sin duda alguna, lo que en principio se suponía que era una actuación más de las muchas que suele haber por estas fechas, se convirtió en lo que para mí ha sido el concierto del verano en Gijón. Increíblemente paseas por la ciudad y puedes ver toda clase de bazofia adornando las marquesinas de la cuidad, o cuando traen a un pez gordo, ya se encarga nuestro excelentísimo ayuntamiento de hacer publicidad. Pero claro, esta mujer no era como para poner un mísero cartel o dedicarle una sola hoja de un periódico. No, no, a esta mujer la pusieron al lado de "Los tigres del norte", "Gogol Bordello", "Bustam...."(dios, soy incapaz de poner ese nombre entero), etc, etc.
He de reconocer que yo estaba totalmente pez respecto a esta mujer. Sí, me sonaba su nombre, pero por desgracia sólo unos pocos la conocían realmente. De hecho, ella se encargaría de afirmar, ya en el escenario, que hasta este año nadie sabía que existía.

Algo pasadas las 9 de la noche comenzó el espectáculo con sólo la banda en escena y un tema instrumental como preámbulo a lo que iba a ser una noche muy especial. Presentada por su guitarrista como "The great Lady of Soul" salió BETTYE LAVETTE como una auténtica estrella, en el sentido más estricto del término. Vestida de negro riguroso y con una figura, a sus 62 años, envidiable, Mrs. Lady of Soul fue calentando al hasta ese momento poco público gijonés con una preciosa versión del "The Stealer" de FREE. Acostumbrados a escuchar este tema en la maravillosa voz de PAUL RODGERS, no desmereció en nada a la original. ¡Qué voz! ¡Qué portento de mujer! En seguida se metió al público en el bolsillo que poco a poco iba llenando la Plaza. Sus tablas y su manera de moverse en escena era toda una delicia para los allí presentes. Como ya de vuelta de todo, nos comentó que llevaba en este negocio de la música 47 años, desde que ella tenía 16 y que hasta este año no había sido reconocida, es decir, no existía. Poco a poco fue haciendo un medley de temas que grabó en sus primeros comienzos. También presentó su aclamado y premiado último disco con un par de temas que nos hizo comprender el porqué de su reconocimiento. Y por supuesto se atrevió con una versión de la mismísima LUCINDA WILLIAMS, "Joy" de su también precioso álbum "I've got my own hell to raise", que para mi gusto sonó mejor que la original. Y hablando de sonido, tengo que hacer una mención especial a éste. Fue perfecto. Su voz se podía escuchar con nitidez desde toda la Plaza (en la primera fila casi no hacía falta ni tapones) incluso cuando se alejó del micrófono para cantar algunas estrofas. Perfecto para una voz desgañitada y muy vivida como la suya que me recordaba muy mucho a mi querido STEVE MARRIOTT. No faltó tampoco sus momentos más emotivos como cuando se sentó al borde del escenario y nos ofreció su escalofriante "Souvenirs"; o cuando se atrevió para finalizar el show con un tremendo tema a capella. Y todo ello regado de una sincera y amplia sonrisa que la hacía cómplice de todos y cada uno de nosotros.
Entre grandes e interminables aplausos nos dejó está auténtica diva del soul esperando poder volver a verla en otra ocasión no tardando mucho.
Al finalizar, se sentó al lado de la mesa de mezclas donde había algunos discos suyos para quien los quisiera comprar, y los firmó todos uno a uno. Algunos hasta tuvimos la suerte de hacernos una foto con ella cuando ya se iba corriendo. Incluso a mí me dio un fuerte beso que me dejó carmín en la mejilla. Que le vamos a hacer, estoy de suerte últimamente.





6 comentarios:

Il Cavaliere dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Il Cavaliere dijo...

Dios, acabo de morir leyendo tu maravillosa entrada. Quiero morirme por no haber podido estar alli. Ayer fue "mi dia" Bettye Lavette y le dediqué unas cuantas escuchas a su música. Pero creo que está claro que ha sido "tu día" Bettye Lavette.
Felicidades.

Jim Garry dijo...

Afortunada tu que ha visto a una mujer que por fin recoge los frutos tras tantos años a la sombra. Su ultimo disco que escucho mientras escribo es buenisimo. La música necesita gente así y concretamente el soul más que ningun otro estilo. Felicidades por la crónica.

Saludos.

paulamule dijo...

Gracias boys. Efectivamente su último disco es buenísimo y también todo lo que he escuchado de ella en estos días. Ha sido un auténtico flechazo. ¡Dios, que mujer! ¿Por qué no se cruzarían antes nuestros caminos? Salud.

Musa_Valeska dijo...

Que Interesante lo tuyo, vaya día. Por mi parte, Conocí a la adorable Lavette con "Close As I'll Get To Heaven" del disco A woman Like Me, sin duda, me enamoré de su voz. Es de esas mujeres que no te la sacas de encima jamás, las conoces para que se impregne en tu memoria sin ningún posible olvido. Es adormecedora. En verdad, también creo que es la versión femenina de Tom Waits, a su manera, muy parecidos tanto por Vida, Música, y granciosidad.
Paula, Mil amores y nos mantenemos en contacto!.

paulamule dijo...

Gracias Musa y perdón por el retraso. Bienvenida. Salud.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...