Seguidores

jueves, 6 de mayo de 2010

LITTLE RICHARD vuelve al estudio

Pues sí señor, aquí tenemos a Mr. LITTLE RICHARD a sus 75 años de vuelta al ruedo anunciando su vuelta a los estudios de grabación para este mismo mes de mayo. De momento no conocemos ningún otro dato pero esperamos que pronto nos revelen más detalles.
La verdad es que es todo un honor saber que alguien como él, habiendo pasado una reciente operación de cadera en noviembre del año pasado, con todo lo que ha significado para el mundo de la música y sin nada que demostrar a nadie a estas alturas, siga teniendo ganas de meterse en un estudio a grabar y supongo a volver a girar una vez concluida la faena.

He tenido el gran privilegio de ver a esta leyenda dos veces sobre un escenario. La primera fue la más especial de las dos, en mi noche de bodas en un casino de Las Vegas, es decir, un sueño hecho realidad, del que ya hablaré en otra ocasión; y la segunda fue en 2005, en uno de los desaparecidos y añorados Crossroad que tuvieron lugar aquí en Gijón, algo por otra parte, que parecía como de otro planeta. LITTLE RICHARD estaría por primera vez en España y lo haría en mi ciudad, en un prao (como decimos por aquí) y a pocos metros del hospital donde nací.

Desde hace tiempo tengo ganas de hablar de aquel inolvidable día, en que pudimos disfrutar de este mito viviente, sin casi creerlo todavía, al lado de casa. Además fue un concierto intenso y mágico por mucho que algunos se encargaran de criticar el bueno de PENNIMAN. Que si era mayor, que si se paraba mucho, que si tenía dentadura postiza... ¡Cuernos! ¿De quién coño creían que estaban hablando, del vecino del quinto? ¡Un poco de respeto por favor! RICHARD WAYNE PENNIMAN dio un pedazo de concierto como la copa de un pino de hora y media de duración creo recordar, cantando, aullando, regalando sonrisas al personal, posando como sólo él sabe, invitándonos a unas cuántas señoritas al escenario a bailar (aunque hubo mucho maromo que se quiso hacer pasar por una de nosotras) e incluso subiéndose al piano y todo ello arropado por una enorme banda que no dio respiro al personal. Hay que tener muy pocos escrúpulos y carecer de sensibilidad para cargarse un show de esa categoría con alguien como LITTLE RICHARD, historia viva del rock and roll, delante de tus narices.

Todavía recuerdo una anécdota en la que según me contaron el célebre compositor pidió una limusina para cruzar sólo unos metros del camerino al escenario y al final le consiguieron un Mercedes o algo parecido. What the fuck! Si LITTLE RICHARD pide una limusina simplemente para cruzar las piernas, ésta debe estar a la hora y el sitio exacto exacto y punto, sin pensar. Pues no, aquí en el pueblo de eso no entendemos y creemos que es una excentricidad de un divo!!!!! En cuanto apareció en el escenario nos dimos cuenta inmediatamente el por qué de esa petición. Iba vestido como una auténtica REINA con un traje de luces que deslumbraba a todos los presentes y unos botines de brillantes que era como para habérselos manchado de barro de camino a escena. ¡Mentecatos! Así y todo, como decía, nos ofreció un show que se quedará guardado muy hondo en nuestras memorias a pesar de la madera que le dieron, para colmo, en algún periódico local, como si aquí tuviéramos a celebridades de ese calibre todos los días. En fin. Larga vida a LITTLE RICHARD!!!

19 comentarios:

"Mr. Stoned" dijo...

je je je Paula, pues tienes toda la razón en ponenrte así!! ¿Tuvieron un CROSSROADS -tipo Eric Clapton, blues....- en Gijón??

Saludos, Keep on Rockin´!!

Anónimo dijo...

Menuda energía tiene que tener este hombre! Me quedo con las ganas del post del espectáculo en Las Vegas, tuvo que ser impresionante. Saludos.

Madame de Chevreuse dijo...

Yo es que no me imangino al la Reina en otro coche que no sea una limusina. De verdad que no entiendo a la gente que va a ver un artista de cierta edad y se queja de que está viejo... coño, no va a estar joven.
baci e abbracci

TSI-NA-PAH dijo...

Esto es lo que llamo ser 100% Rock'n'Roll hasta la medula.Que grande es la reina!
Un abrazo

Aitor Fuckin' Perry dijo...

La historia de la limusina es mítica y es puro rock & roll, es el divo por excelencia y punto. No sé quién consigue llevar a elementos como Little Richard a Gijón (sin ánimo de ofender, pero no es una metrópolis, ya me entiendes) pero olé sus huevos y suertudos vosotros.

ROCKLAND dijo...

Mega, mega, mega...¡crack!
Ha sido todo un lujazo para la vista tener al gran ¡Little Richard! en la city. Y algunos iluminados todavía tienen los santos cojones de criticarlo...fuck'em all!!!

Little Richard no se discute, simplemente es la reina del Rock'n'Roll y punto.

Kisses

LoRbAdA dijo...

Bueno Paulamule, no sé de qué te sorprendes. Ya sabes cual es el deporte favorito de este país. Se sube a alguien a lo más alto (o en su defecto se coge a alguien que ya esté en lo alto) y luego se le tiran piedras. Pero este hombre es demasiado gigante como para conseguirlo. Que les den.

De hecho la palabra de verificación que me aparece es FUCKC. Toda una declaración de blogger jaja

Rocklive.es dijo...

Joder pero sigue vivo!!!! es cierto, no sé porque pensaba que este era de los que nos había dejado. Con 75 años a ver qué nos ofrece. Un saludo

GorDT dijo...

Disco en estudio? Que bueno. Deseando estoy de escuchar lo que nos ofrece este mito viviendo del rock and roll. Yo tambien estaba ese dia en Gijon viendo a la Reina, y como bien dices, es un mito, y solo verle alli merece la pena, no se que eperaba la gente que critica ese show. Incluso repartieron libros de religion con una foto de el. Curioso cuanto menos.

Saludos!!!!

Juan-Luarca dijo...

Lo que hubiera dado por verte aquel dia sobre el escenario,jejejejeje.

paulamule dijo...

Mr.Stoned: pues bueno, aquí no vino Eric Clapton pero porque no hubo muchas edidiciones. Fue un fracaso en cuanto a público y eso que los carteles eran inmejorables. Para decirte que viendo a Little Richard no éramos más de 4000 y tirando por lo alto.

Anónimo: pues te diré que en cuanto al show me gustó más el de Gijón porque además estábamos más cerca pero esa primera vez y ese día... Uf, tremendo. Y con 40 grados a la sombra, con lo que a mí me gusta el calor.

Madame: ante todo pedirte disculpas porque en mi respuesta del post anterior creo, te puse Madre en vez de Madame. En fin. Y sí, tienes razón. No sé de que coño se quejan. La cuestión es protestar.

Tsi: enorme e inmortal parece el bueno de Penniman.

Aitor: pues es un chaval que tuvo un local una temporada, trajo un montón de cosas interesantes y fundó este festival. Como la cosa no dio resultado y el escelentísimo ayuntamiento de Gijón no le daba la "ayuda" necesaria y rockers en esta santa ciudad hay cuatro, este fue el resultado. Y cuando lo llevaron el último año a Oviedo ni te cuento. En fin, un desastre y una pena.

Rockland: tú lo has dicho, no se discute y está por encima del bien y del mal. Es Little Richard, la Reina del rock and roll.

Lorbada: muy buena la palabra a verificar, va que ni pintada para todos aquellos que se encargaron de darle cera, algo muy habitual, como dices, en este país de envidiosos.

Rocklive: ¿pero dónde andabas metido tú todo este tiempo alma de Dios? Little Richard girando a unos kilómetros de tu ciudad y sin enterarte. Para que luego vean la publicidad que se le puede dar a alguien como Little Richard.

Gordt: lo de los libro fue tremendo. Estábamos todos como locos por coger uno, daba igual de qué se tratara. Y lo mejor del tema es que en casa los tenemos por duplicado en castellano y en inglés del concierto de Las Vegas. Jajajajja.

Juan: pues no sería porque lo tenías muy lejos de casa. Espero que tengas una buena excusa para no ir, cosa que iba a criticar en la entrada pero que al final se me olvidó. Y sí no, ya la estás pensando para cuando te vea porque te echaré la bronca.

Gracias a los diez y salud boys.

Juan-Luarca dijo...

Alguna razon tuvo que haber para que no fuese.La verdad es que despues de cinco años pues no me acuerdo.Estuve en la edicion del año anterior los dos disas viendo a los Cats y a Buddy Guy.Y volvi a Oviedo a su ultima edicion pero solo el dia de los Satellites.
Pero no te preocupes que cuando nos volvamos a ver, tendre una razon que te conmueva tanto que hasta te apiades de mi,jejejejeje.

Möbius el Crononauta dijo...

Malditos quejicas... yo no pude ir y seguramente ya no lo veré nunca más, y siempre tiene que haber alguien que se queje. ¡Los habría atropellado a todos con la inexistente limusina!

Notición. Si se rodea de la gente adecuada seguro que saca magia de la buena.

Saludos

paulamule dijo...

Juan: jajajaj, pues ya la puedes ir buscando porque no te quepa duda que te lo echaré en cara. jajajaj.

Möbius: jajaja, efectivamente yo también los hubiera atropellado con lo que fuera. Ver a La REina delante de ti y quedar con cara de membrillo es tener horchata en las venas y hielo en el corazón.

Gracias a los dos y salud boys.

nortwinds dijo...

que gran historia Paula, me emociona ver gente a la que la musica y sobre todo el rock son parte de sus vidas.

Grande Richards, que digo, grnde entre los grandes

saludos

manel dijo...

Pues servidor es de los que salieron del concierto del CROSSROAD decepcionado. La única alegría fue poder ver, de cerca además, a una leyenda del calibre de Richard. Pero no creo que fuera un buen concierto y, perdona que discrepe querida Paula, la banda que lo acompañaba era bastante justita.

paulamule dijo...

Nortwinds: tenía una amigo (y digo tenía) que decía que el rock era sólo un hobby con el que siempre discutía a cerca de eso porque para mí es una forma de vida. Por cierto, éste no fue a ver a Little Richard, no muy lejos de su casa.

Manel: pues no debo entender nada de nada porque a mí la banda me pareció cojonuda y no fui la única. Menos mal que por lo menos te llevaste una alegría al ver a La Reina. Otros ni eso.

Gracias y salud boys.

WOOD dijo...

Me ha encantado el texto de este post, Paula. Larga vida al Pequeño Richard, claro que si. Besos.

paulamule dijo...

Gracias Wood. Larga vida a la pequeña gran Reina.
Salud.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...