Seguidores

martes, 29 de julio de 2008

WHITESNAKE. Sala Rockstar, Barakaldo, 28 de julio.

Ya me he lavado la mano. Después de haber estado a un metro del lover-man por excelencia, haberme guiñado el ojo, haberme dejado cantar por el micro, haberme dado la mano, haberme soplado en la cara por aquello de que tenía calor, haberme cogido mi abanico, haberme dado el suyo propio con el logo y todo y haberme besado la mano como un auténtico gentleman inglés aunque ahora se haya hecho americano; después de todo esto me he lavado la mano. Supongo que si esto mismo me hubiera pasado unos cuántos años antes hubiera tardado una semana en lavármela por lo menos. Pero bueno, hoy en día, aunque la mitomanía siga estando latente, he perdido parte de esa locura juvenil y ya no duermo con la cantidad de memorabilia que consigo en los conciertos. Básicamente porque no cabría en la cama con tanto set-list, tanta púa y tanta baqueta y porque seguramente en casa ya me hubieran ayudado a hacer las maletas. Pero esta es otra historia que también merece otro capítulo aparte y una reflexión más profunda.

Como bien estáis pudiendo leer, ayer fue otra noche de esas de juerga, sudor y rock and roll. Diez minutos antes de las 10 de la noche salió el arrollador Mr. DAVID COVERDALE con su ahora modesta banda a escena con ganas de rockear y hacernos pasar una noche inolvidable. Esta vez no comenzó con el medley brutal de "Burn/Stormbringer" como en la pasada gira, si no que lo hizo con la primera canción de su contundente último disco, disco que mejora con cada nueva escucha pero que todos, incluso él, sabemos nunca llegará a sus clásicos. A partir del "1987" la cosa empezó a cambiar y ya jamás volvió a su sonido anterior pero así y todo es un disco que se deja escuchar y que incluso mantiene en algún tema ese sonido del 87, álbum por otra parte que me encanta aunque esté a años luz de sus antecesores. Pero ya me estoy yendo por las ramas, como siempre.
Siguiendo con el concierto, el señor COVERDALE fue intercalando algún tema más del nuevo disco como "Can you hear the wind blow", "Lay down your love" y "A fool in love" que no desentonaron nada con los temas de siempre. Y digo el señor COVERDALE porque la banda para mí no existió. Doug Aldrich no lo hizo mal pero los demás pasaron como siempre totalmente desapercibidos. Aunque con semejante frontman al lado no me extraña. Sí, soy capaz de darme cuenta de que mi dios va muy justito de voz, incluso más que en la gira pasada diría yo, y que en algunos alaridos le meten ecos y demás efectos, pero qué queréis que os diga, ayer, "my medicine man", me dio más medicina de la que yo hubiese soñado. Pero claro, está hablando una "rock and roll woman" y por supuesto, puede que me lleve la pasión.


El show duró hora y tres cuartos casi con las ya sabidas paradas del duelo de guitarras y el clásico sólo de batería. En la última parte del show al "doctor of love" con algún kilito de más, se le encontraba algo fatigado, pero no me extraña, nuestro hombre no paró de moverse (qué difícil es hacerle una foto) de un lado para otro como el sólo sabe hacerlo y todo con 57 añazos.
Sé que hay muchos que le darán palos una vez más y que esperan ansiadamente su retiro para poder dar entrada a "sabia nueva", pero ayer, una vez más, pude sentirme orgullosa de poder volver a ver a una de las voces definitivas en la historia del rock'n'roll, y eso dentro de no mucho tiempo, será imposible de ver. Además siempre se agradece un poco de actitud y ser políticamente incorrecto con tanto guiño a las chatis, haciendo honor a su miembro viril y con alusiones sexuales continuas y claras; sobre todo en estos tiempos de tanto ministerio de la igualdad, libertad y fraternidad.

7 comentarios:

Il Cavaliere dijo...

Felicidades por haber cumplido un sueño más. No puedo decir que este hombre signifique mucho en mi vida pero me alegro de que hayas vivido esta experiencia.

Salud.

Aitor Diaz Paredes dijo...

Joe, mi padre los vio creo en Bilbao hace como... 25? 30 años? y lo cuenta siempre como un momento histórico (que lo fue), me alegra que tu también hayas tenido tu momentazo con Whitesnake :P

maria del mar dijo...

Yo lo tendre hoy en Coruña, un saludo.

paulamule dijo...

¿Ver a Whitesnake hace 30 años? Eso si que tuvo que ser un privilegio. Felicita a tus padres de mi parte. Salud.

Best dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
perem1 dijo...

Bueno, pero si no has podido verlos 30 años antes, tben tiene su lado positivo..... señal que eres mas joven. Pero si, creo que mucho mejor aquella época, todavía recuerdo cuando compré el "Made in Europe" de los Purple, fué la primera vez que escuche a Coverdale.

Hosti... (perdón), pero el disco es del año 1976..... uhhhh si que han pasado años.....

Marc Monje dijo...

Sí, es un privilegio ver a D.C y hay que aprovecharlo. Y solo por escucharle berrear Guilty of love ya no vale la pena criticar.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...