Seguidores

jueves, 17 de julio de 2008

"UNA PELÍCULA HABLADA"

Ayer noche estuve viendo una película hablada y bien degustada. Hacía tiempo que un film de estas características no me producía tal impacto con su inesperado final y me iba a la cama tan destrozada. Pero no nos engañemos, eso es lo que me gusta. No el hecho en sí de ir destrozada si no el que una película, al igual que un disco, me remueva las entrañas y me haga sentir algo, lo que sea, pena, tristeza, alegría, sopor, esperanza...
"Un filme falado" es el título de una de las películas de uno de los grandes maestros del cine europeo de todos los tiempos, el centenario Manoel de Oliveira. Portugués de nacimiento, el cineasta acaba de cumplir los 100 años y todavía mantiene una mente lúcida como el que más y sigue haciendo películas. Esta que nos ocupa la realizó en 2003, vamos antes de ayer como si dijéramos, interpretada por Leonor silveira, John Malkovich, Catherine Deneuve, Stefania Sandrelli e Irene Papas. Como se puede comprobar el reparto no está nada mal.
La historia trata de un crucero por el Mediterráneo de una madre, profesora de historia, y su hija, desde Lisboa a Bombay donde se encontrarán con su marido y padre respectivamente. El barco hace escala por las diferentes ciudades donde va pasando y que esta profesora solo conocía por los libros de historia, y ésta le va explicando a su hija todo lo que significó este cruce de civilizaciones en la historia de la humanidad para entender nuestra cultura occidental. Con un ritmo pausado y contemplativo típicos del director portugués, nos vamos adentrando en cada una de las ciudades intentando entender el porqué de la vida. El gran barco en el que navegan se convierte en un personaje más de la película con unos planos de proa de más de 20 segundos en algunos momentos, de éste, para diferenciarnos las ciudades.
Quisiera destacar sobre todo la genial cena a bordo con nuestros cinco intérpretes cada uno hablando en su idioma sin ningún problema y siendo entendido por todos. Un canto a la tolerancia en estos tiempos que vivimos, con unos diálogos brillantes y unas reflexiones acerca de las diferentes culturas que no estaría de más tuviéramos en cuenta.
El final, es sobrecogedor y toda una paradoja con esa muñeca olvidada. Película de obligada visión para todo buen AMANTE DEL CINE, pero no apta para todos los públicos.
Por cierto, la emitieron la semana pasada, de madrugada, por segunda vez. Ya lo habían hecho con anteriridad hace unos meses, pero tuvieron la feliz idea de hacerlo el mismo día y a la misma hora que uno de los "combates" Rajoy-Z.P. Listos que son ellos. Total ¿a quién le iba a importar una película así?

1 comentario:

Marc Monje dijo...

¡Muy buena crítica! Dan ganas de verla, y mira que desde que O convento causaba estragos (desmayos, lipotimias, paranoia conspirativa, contactos con seres extraterrestres) en un Festival de Sitges de hace años, no he vuelto a acercarme a nada de este hombre.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...