Seguidores

martes, 16 de octubre de 2012

BOB DYLAN: "TEMPEST". Crítica del disco


Comenté en cierta ocasión y de primerísima mano, que existen fans de Bob Dylan que van a sus conciertos libreta y boli en mano. Hasta ahí, nada que objetar, pudiera ser que quisieran apuntar el set list de la noche para ir repasándolo en la cama antes de dormir. Cuando te das cuenta de que en el cuadernillo en cuestión hay algo más que un montón de títulos de canciones, te percatas de que algo raro pasa y que estabas en lo cierto cuando pensabas que hay mucho "enfermo" alrededor de este hombre. Vestimenta, veces que sonríe, acordes varios, si la ventosidad que se le escapa es en clave de sol... En fin, una serie de detalles nimios que sólo tienen cabida en mentes un tanto obtusas. Nunca he entendido a esa serie de fans que necesitan saber y plasmar todo lo relacionado con su ídolo y que al final no tengo claro de si llegan a disfrutarlo cuando lo tiene delante. Me gusta mucho Dylan pero este no es mi caso. No soy capaz de citar de memoria el orden de los temas en cada uno de sus discos y se me escapa si fue a ver al Papa en este o en el siglo anterior. Aún así, haré lo que pueda y os contaré lo que me ha parecido este "Tempest". 

Como de costumbre, eran muchas las expectativas que levantaba este último trabajo del de Minnesota. Sus notables trabajos anteriores, hacían presagiar que seguiría la estela dejada en sus anteriores firmas y que no tendríamos ninguna desagradable sorpresa, como ha ocurrido con otros artistas ya consagrados, que todos tenemos en mente. Su primer single, "Duquesne Whistle", nos dejó muy buen sabor de boca, destacando esa voz a lo Armstrong/Waits, y una vez escuchado el disco en su integridad durante unas semanas, puedo decir que me parece un buen álbum pero se me hace un poco repetitivo y cuesta arriba. No voy a entrar en el apartado letras, porque ya sabemos que Mr. Zimmerman juega en otra liga, ni tampoco en lo que realmente quiere decir en cada una de sus estrofas, porque me la trae al pairo. Lo único que me importa al escuchar música es que me llegue o no me llegue y, aunque reconozco su calidad, me llega pero no me llena y si estoy un poco aturdida me puede hasta a cansar.

Tampoco me voy ensañar con si su "Early Roman Kings" es un claro homenaje o copia del "Mannish Boy" de Muddy Waters o del "Hoochie Coochie Man" de Willie Dixon. No soy yo de esa clase de gente que enseguida que ve una mayor o menos similitud (en este caso calcada), acusa de plagio al artista en cuestión. Pero no sólo de estos dos temas se nutre esta última obra del poeta norteamericano. En ella, podemos encontrar desde un canto al hundimiento del Titanic (tan en boca de todos últimamente) en la canción que da título al disco, hasta un tributo a John Lennon en "Roll On John". El rhythm and blues de "Narrow Way" (de mis favoritas), la delicadeza con toques country de "Soon After Midnight", el folk en "Long And Wasted Years", la pura influencia Tom Waits en "Scarlet Town" y "Tin Angel" (¿quién influenció a quién?) o la más que acertada "Pay In Blood", resumen un disco compacto, completo, con mucho poso, pero que puede llegar a empachar usado en exceso. Eso sí, siempre y cuando tu caso no sea como el del tipo de arriba, con libreta en mano.

13 comentarios:

Salvador Sánchez Casas dijo...

¿Empacho?
Ni mucho menos, estamos ante uno de los mejores discos de Dylan.
Lo habré escuchado ya más de cincuenta veces y no me considero un fan de Dylan.
De hecho, he tenido épocas en mi vida musical donde he sentido hasta cierta lástima por él, viendo que cualquiera que hiciese una versión suya salía mejor parado que él.
Pero el tiempo pone a cada uno en su lugar y él tiene un puesto en la Santísima Trinidad de la Música, sin lugar a equívocos.
Su último disco tiene todas esas canciones que destacas, pero entre todas ellas sobresale Tempest, un tema butal con unos arreglos de cuerda del Sr. Hidalgo que te estremecen.
La producción es impecable y para mí es el disco del año, salvo que el tío Neil y su banda lo eviten.
Si ahora lo califico de DISCAZO, me atrevo a presagiar que elevará su categoría con el paso del tiempo. Y el tiempo lo domina a la perfección el genio de Dylan.

PUPILO DILATADO dijo...

Pues a mí me da pereza, qué queréis que os diga!. Sus últimas obras me han costado mucho ponerme con ellas a pesar de que luego las haya apreciado con tranquilidad y en el momento adecuado. No se si será por la saturación de la 'cobertura' de sus movimientos y el sentirme aborregado a escucharlo porque todo el mundo lo hace pero creo que haré lo de siempre, esperaré a que pase el chaparrón de 'post' y dentro de un mes me pondré con él. Seguro que me gustará pero...¡No ahora!

Joserra Rodrigo dijo...

Primer párrafo: diatriba frente a los dylanitas histéricos que no escuchan otras cosas y que se preocupan de los pedos que se tira ( una minoría, conozco a alguno Paula y salió en aquel documental horroroso de Dylan en España)
El primer párrafo denota que la crítica del disco va dedicada a ellos y la condiciona.
Segundo Párrafo: entrando de lleno en la valoración, no es de recibo en una melómana roquera como eres decir que te trae al pairo lo que dice Dylan en sus letras más en Tempest que es un disco de letras musicadas. Eso es decir que te gustan los txipirones en su tinta pero apartas los txipirones. Aunque bueno cada uno combina el plato como le da la gana e incluso puede ser crítico culinario aborreciéndolo.
Tempest es todo menos repetitivo. Los temas pueden ser largos , incluso muy muy largos o incluso demasiado largos pero entre uno y otro, salvo los dos bluses, no se parecen ni en lo blanco del ojo.
Tercer párrafo:me alegro un montón que reconozcas que es un disco con poso o como dice un comentarista que requiere de tiempo para valorarlo. No es una obra maestra, de momento, tampoco lo fue ningún disco suyo cuando salió.
Puede empachar como casi todo, si haces como los de la libreta, si eres de los que haces colas desde la noche anterior para pillar primera fila, de los que sólo te preocupan los setlist,que no perdonas nada a tus artistas favoritos o el coleccionismo enfermizo que no deja tiempo para sentir el txirimiri de las canciones en los huesos y en el quehacer y sentir diario.
Long And Wasted Years no es folk si por eso se entiende folk, folk, musica popular si que es, porque de ella nace, Long & Wasted Years es puro Stones. Y Tom Waits te contesta quien influyó a quien en cualquier entrevista. Me gustan mucho las reseñas con las que no estoy de acuerdo, sin libreta en mano.Un abrazo Paula!

Johnny dijo...

La verdad Paula, es que tiene tela tu crítica, y sí, hay tantos aspectos extremos en el mundo de la afición musical como en la vida misma. Todo un mundillo repleto de frikismo, manías y demás. Pero mientras no le hagan daño al prójimo a mí todo me parece bien, aunque a veces no me agraden para nada casos en que algunos especializados se dedican a linchar en sus medios determinadas obras manipulando la opinión del lector y creando un precedente (ojo, me agrada leer opiniones críticas, subjetivas y posicionadas como la tuya, que al fin y al cabo la veo bastante positiva y comparto de este último disco). Para mí, que no me considero nada mitómano de artistas, y sí de de sus obras como legados, el tema ese de los pedos de Dylan (que me ha hecho bastante gracia) no tiene mucha mayor relevancia, podría ser como las estadísticas del fútbol y saber cuántos regates ha hecho en un partido Messi por citar un ejemplo. Existe un sector al que le pueda interesar pero puede ser incluso como aspectos matemáticos. Mira, yo no soy un dylanita acérrimo pero el tiempo me ha enseñado a apreciarle. Su discografía, de la que puedo jactarme (si es que de eso se jacta uno) la he escuchado casi toda y dependiendo de lo que sea me genera sensaciones dispares. A mi gusto el último disco es de lo mejorcito que le he oído en los últimos años a Dylan y eso tiene mucho mérito, sobre todo por lo que significa y por los productos que se publican en la actualidad en comparación. Saludos.

paulamule dijo...

Salvador: desde luego que este hombre tiene un puesto en los altares. Jamás se me ocurriría decir lo contrario. A mí me encanta Dylan pero eso no quiere decir ni que me guste todo lo que hace ni que no me guste este disco, que sí lo hace, lo que pasa es que a veces me puede dar algo de reflujo. No lo pondría nunca a la altura de sus clásicos pero es un buen disco. El tiempo, como bien dices, pondrá las cosas en su sitio.

Pupilo: pues ponte cuando quieras, no hay prisa. La cuestión es ponerse porque realmente merece la pena. Entiendo lo que dices de "tener" que escucharlo para poder hablar de él, porque si no, no eres nadie y comprendo tu pereza. Ya nos contarás en unos meses. O años. Ja, ja, ja.

Joserra:
Primer párrafo: la crítica no va dedicada a nadie más que a quien la quiera leer. Cuando me refiero a alguien suelo ponerlo y, por supuesto, a mí, a la hora de escuchar y juzgar un disco, no me condiciona nada ni nadie y soy capaz de cargarme hasta a mis grandes ídolos, si es menester.
Segundo párrafo: nunca he dicho que sea una melómana rockera, ese es un calificativo que has puesto tú. A mí me gusta la música, sobre todo el rock and roll, pero no única y exclusivamente. Te diré una cosa acerca de las letras. No por saber el idioma en el que esté escrita una canción te va a gustar o emocionar antes. Sí, las letras son importantes, sobre todo en Dylan, pero créeme, conozco a gente que no tiene ni pajolera idea de inglés y se emociona tanto o más que yo con según que temas sin entender lo que cuenta. La música es emociones y sentimientos, así que si conoces las letras mejor para ti pero no es requisito imprescindible para disfrutar de ella, lo mismo que podrías hacer con cualquier tema instrumental, música clásica, un cantautor francés o una polka. De hecho, creo conocer mi idioma y no hay nigún "poeta" de la canción que me emocione en este país. En cuanto a los temas, sí, algunos son muy largos y constantes en su estructura. A eso me refiero con repetitivos, que se me hacen largos.
Tercer párrafo: "Long And Wasted years" es puro Dylan. Dylan es muchas cosas pero también es folk. No es un tema de Jethro Tull o de The Pogues si te refieres a eso, pero sí tiene elementos country-folk si te fijas bien en los arreglos. Y respecto a la mi pregunta entre paréntesis veo que no la has entendido. Efectivamente estos temas, sobre todo "Scarlet Town" es puro Waits y Dylan lo he tomado como ejemplo. Esto es tan verdad como decir que Dylan ha influenciado a toda una generación de músicos, con Tom a la cabeza. Por tanto, hago ese juego: Bob se nutre de Tom, siendo este un discípulo suyo, como tantos otros.
Espero haber sido suficientemente clara ahora. Al menos me alegro de que te haya gustado mi crítica.

paulamule dijo...

Vaya, lo siento, con tanta dedicación en mi comentario se me ha ido el santo al cielo y no he agradecido nada ni al tato y encima me he "comido" a Johnny.

Gracias a los tres primeros y ahora voy con el cuarto.
Salud boys.

Johnny: a mí tampoco me molestan estos sujetos siempre y cuando no me empujen, que de todo he visto, ni me salpiquen. Je, je, je. Efectivamente, mi crítica, siempre subjetiva, ha sido positiva aunque con algún matiz. Lo de las flatulencias viene a colación de una frase que decía Elvis cuando comenzó a dar sus primeros pasos: "¿a qué eructo y gritan?" Y efectivamente gritaban, sobre todo ellas, como posesas. Y sí, si comparas los discos que están sacando la mayoría de "viejas glorias" de la música, le dan sopas con ondas a cualquier novedad. Me alegro de que te guste tanto el disco, de veras.
Gracias también a ti y salud Wood.

paulamule dijo...

Ah, y por cierto, me llama la atención que nadie me haya dicho nada de mi "contradicción". En el segundo párrafo digo que el álbum me llega pero no me llena y sin embargo, en el tercero me atrevo a señalar que puede llegar a empachar. ¿Pero en qué quedamos nena? Ja, ja, ja. Pues eso, como Waits y Dylan. "Tanto monta, monta tanto". El disco no me llena de satisfacción porque a veces me empalaga. Aún así, buen disco Bob.
Gracias de nuevo por aguantarme y salud boys.

JLO dijo...

escuché solo la canción sobre John (no me gustó mucho) y la del 1er sencillo en este blog que me gustó un poco mas...

no existen críticas malas de los discos de Bob y eso a veces da a la duda de cuales son los discos que son buenos de verdad... salu2...

Luther Blues dijo...

Con este tio no pude en toda mi vida. Bueno para ser mas sincero digamos hasta los noventa que comenzo con esa trilogia tan cercana al blues en donde mas o menos nos fuimos encaminando hasta que abril fui invitado por mi hermano (fanatico a full)a verlo y el tipo no regalo ni un "buenas noches" ,"muchas gracias" o "hasta la proxima" y todo mi encantamiento pasajero se fue por la borda .
Ahora si ,reconozco que el tipo a pesar de no ser un buen cantante influencio a muchos con esa manera de entonar ,como Young cuando empuña una viola .Al igual que Pupilo Dupilato me tomare mi tiempo para escuchar esta nueva obra ya que hay mucho "tole tole" dando vueltas sobre la misma y repercute en uno .Sobre las libretas te doy la derecha porque soy testigo de que el "hijo de mi madre" llevo una para anotar apuntes que ni el convite de pizza y birra post concierto abonada por mi pudo revelar ese misterio jeje
Un abrazo y buena semana

Addison de Witt dijo...

Yo no he conocido a ningun fan de los que citas en el primer parrafo, evidentemenete seguidores así no parece que tengan demasiado sentido. Por lo demás las opiniones no son mas que eso, opiniones, a algunos en un momento dado nos llega algo mas y otras cosas menos, si no te termina de llegar no hay nada que hacer, no llega...
A mi si me llega, la verdad, me gusta y mucho, mas que el anterior "Together Through Life con el que me pasa un poco lo que a Paula con este... Aunque este lo veo lejos de Modern Times o Time Out Of Mind. Al final es de celebrar oír a Bob tan vivo.
Saludos a todos

reverendo dijo...

En pequeñas dosis me gusta pero, la escucha entera de un tirón se me hace larga y cansina.

ROCK N´ROLL OUTLAW dijo...

Sí, desde luego hay mucho friki con Dylan. Pero todos lo somos un poco con lo nuestro.
Para mi Tempest es una obra maestra, un disco que iguala a Modern Times y que me sumerge totalmente cuando lo escucho. Incluso el riff de Hoochie coochie de Early roman kings, repetido hasta la saciedad me encanta.

¡Saludos Paula!

paulamule dijo...

JLO: tienes razón, la mayor parte de las veces, las críticas son buenas pero también la mayor parte de las veces, tienen algo de razón. Eso sí, hay verdaderas obras maestras que ya no podrá superar jamás (aunque él no lo intente) por mucho que se empeñen algunos.

Luther: ja, ja, ja. Ya me explicarás mejor lo del "hijo de tu madre". Entiendo lo que dices. Yo de las tres veces que lo vi, una buena, otra mala y otra sobresaliente, aunque en la mala hubiera querido "matarle". Por cierto, en la mejor de las tres hasta sonreía. Ver para creer.

Addison: a mí me gustaron más "Modern Times y "Time Out Of Mine" y como tú dices, es cuestión de gustos y opiniones. Tienes suerte de haberte encontrado con un especimen de ese calibre.

Reverendo: eso es en lo que estaba pensando cuando estaba haciendo la crítica y estaba pinchando aquí y allá. Me gustaba más en pequeñas dosis que el disco entero seguido de principio a fin.

Marc: a mí también me gusta el "Early Roman Kings", no hay problema en ello, lo que me he dado cuenta me gusta más no escucharlo del tirón e ir poco a poco. Y sí, todo somos un poco "enfermos" de lo nuestro pero espero no llegar nunca a ir con libreta. Sería el principio del fin.

Gracias a los cinco y salud boys.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...