Seguidores

martes, 20 de abril de 2010

Una más

Hoy nos ha tocado aquí, en Gijón, a no mucha distancia desde donde me encuentro escribiendo. Una más y van...
Hace unos días guardaba un artículo recogido en el diario local El Comercio sobre algo de lo que suelo hablar cada vez que hay una víctima de terrorismo y todos los políticos y gentes de a pie se echan a las calles a dar muestras de dolor. Es algo que siempre me ha puesto muy nerviosa y que no soporto, la manipulación pura y dura del pesar de los demás. Lo que no imaginaba es que haría tan pronto y por desgracia uso del escrito.
El tema es no por conocido menos sangrante. Cada año mueren asesinadas un altísimo numero de mujeres en este santo país y todo Cristo mira hacia otro lado. No se entiende en el vídeo que adjunto que el vecino del al lado se extrañe por el suceso, como tampoco se puede comprender que salga otra mujer diciendo que era un matrimonio que se llevaban fenomenal. Lo siento pero estas cosas no pueden ser y hacen un flaco favor a todos.
El artículo está firmado por el conocido periodista Patxi Poncela y refleja a la perfección lo que siempre he pensado. Ah, y que nadie intente ver esta entrada como una monserga feminista porque nada tiene que ver. Es, simplemente, el reflejo de la sociedad.

Si cada tres meses murieran en la calle 20 personas destripadas por la ETA, reventadas por la droga, agujereadas por las balas de un borracho o rotas por las hostias de un facha o de un rojo, este país nuestro estaría en pie de guerra.
Pero como las que se mueren de veinte en veinte cada tres meses son las mujeres, aquí no pasa casi nada.
Las mujeres del mundo siguen siendo carne de cañón y de titular, estadísticas de Bibiana, pliego de cordel, muerte de cuneta, parqué ensangrentado y titular ajado que envuelve el bocadillo.
Mujeres muertes de tómbola de locos, de seres mal medicados, que no saben vivir ni beber, que creen matar su mala suerte matando a quien fue su salvavidas un día en el altar, en la salud y la enfermedad y hasta que su muerte nos separe.
Entre todas las mujeres, entre esas mujeres que van a la compra, que aman, que se preñan, que paren, que besan, que perdonan, que aguantan, que callan ante la poli, hay veinte que son asesinadas por tipejos de mirada vidriosa, que seguramente se mean en la cama, que quieren ir con su mamá, que no tienen más discurso que el comentario de un penalti en la barra del bar, ni más filosofía que la de te doy dos patadas.
Esos son los autores y ellas son las víctimas. Y en cada cama se cuece una tragedia que no adivinan ni los vecinos precavidos, ni los parientes avisados, ni los hijos/as amedrentados/as.
Esta sociedad de la arroba (@) para lo políticamente correcto, de los ministerios de igualdad y de los discursos de mitin de domingo con cazadora y camisa de cuadros, tiene aún mucha mierda en las uñas, mucha sangre seca de mujeres, de entre todas las mujeres, que llenan morgues y titulares de una desesperación civil y femenina que ha de meter miedo a toda esta sociedad, a la de ellas y a la de ellos.

18 comentarios:

Aitor Fuckin' Perry dijo...

A riesgo de ser impopular y tal, ¿qué tiene que ver ETA y las víctimas del terrorismo con tíos que se cargan a sus mujeres? Ambas cosas son vergonzosas y horribles, pero meter eso ahí me parece como poco de mal gusto.

Por cierto, que esa imagen del maltratador garrulo en la barra del bar viendo fútbol... populachero total. En todo caso se mea en la Bibiana Aído, así que eso es un punto a su favor.

PD: También hay mujeres que maltratan al marido o se lo cargan.

manuelzardain dijo...

No creo que miremos hacia otro lado. Creo que estamos asqueados de lo mucho que falla la justicia en este tema, y en muchos más. El abuso a niños es espantoso y empezamos a verlo como habitual y lo más que pensamos es que " ojalá nunca nos toque a alguno de nosotros ". ¿ Acaso no deseamos toda España que El Rafita aparezca un día ajusticiado en una cuneta ?
Los que provocan accidentes mortales de tráfico conduciendo borrachos, y un sin fin de temas más.
Lamentablemente, ya que la justicia no es capaz de parar esto, a las mujeres sólo les queda tener claro que deben ser económica y afectivamente independientes, para no tener que depender nunca de un tipo que la maltrata. Coger la puerta, un tren y no mirar atrás. El problema es que haya chiquillos a los que no pueda abandonar...
Joder, que complicado es esto, y que duro, coño.

TSI-NA-PAH dijo...

Maltratar a una mujer , un animal o simplemente una flor es un acto de una cultura que desde la infancia se ha permitido.Era muy de "Macho" pegar a su mujer hace unas decads pasadas, o darle una patada a un perro.Amar no es poseer y hacer lo que se te antoje con tu pareja. Tambien hay que se maltratan psicologicamente y van de señoritos o damas por la vida.
Un saludo

KARLAM dijo...

Deduzco que no fuiste a la manifestación entoces. Un asunto delicado este y de difícil solución, más cuando la propia víctima no había denunciado previamente. Pero es que otras veces sí lo hacen y ni por esas se salvan.
Los comentarios de los vecinos, lo típico que se suele decir en estos casos y es que a ver quien es el guapo que va a denunciar a su vecino sin tener la certeza de nada porque riñas y peleas se oyen en todos los patios de comunidades a diario.
Vivimos en una sociedad enferma, a todos los niveles, la falta de educación creo que tiene mucho que ver en esto pero siempre hay otros problemas que rodean a la violencia (no solo de género) y eso habría analizarlo seriamente para atajarlo de raíz.

Por cierto, que esta noticia coincide también con el asesinato de otro taxista, esta vez en Arriondas un pueblo donde se conocen TODOS y donde todavía viven familiares mios muy cercanos.

Lo dicho, muy triste y lamentables estos hechos.

jose dijo...

Pues no, no tiene nada de monserga feminista y sí tiene de realidad. Lamentablemente y como dicen por ahí arriba parece que nos hayamos acostumbrado y ya nos va bien...jodido problema tenemos en este país, y no creo que la solución (que no sé cual es) la tenga la Bibi...Lo he visto de cerca, me toca y me indigna como al que más. Hace un tiempo escribí un poco sobre ello, por si tienes curiosidad http://jasj77.blogspot.com/2010/03/marina.html

Argh, asco de todo. Un apunte sobre el artículo: el maltratador y el asesino hace mucho que no es el "hombre rudo de bar" que ahí se nos dibuja, sino que hace tiempo que va de traje y corbata o en pantalón ancho y gorra patrás; tiene estudios y cultura o no; bebe y se droga o hace deporte...puede ser cualquiera. (Ahora me fijo que ya lo ha dicho Aitor)

Y coincido con mis congéneres, también hay maltratadoras, y también lo he visto de cerca...pero no es ese el tema de hoy...saludos

paulamule dijo...

Aitor: parece como si te sintieras atacado y no van por ahí los tiros. Simplemente me quería hacer eco de algo que ha sucedido cerca de casa que es cuando más cuenta te das de las cosas y es un tema del que quería hablar aquí, nada más. Y desde luego que para mí, cualquier forma de maltrato es terrorismo puro y duro. Pero es sólo mi humilde opinión y no estoy intentando convencer a nadie de nada. Allá cada cual. Eso sí, también hay hombres maltratados, como también hay niños, animales y ancianos, pero el tema que yo he sacado ha sido la mujer y no entiendo por qué hay gente que en cuanto oye hablar de ello, se echan a la yugular. Además en cuanto al nº de hombres no se puede comparar, los datos están ahí pero bueno, perdón por sacar este espinoso tema.

Manuelardain: uff, eso de que las mujeres tengan que ser económicamente independientes es un tema muy complicado. TE diré que conozco casos en lo que eso no tiene nada que ver y en algunos casos es hasta peor porque ellos se ven inferiores a ellos. En fin, un tema complicado. y sí, tienes razón, algunos estamos ya habituados a este tipo de noticias pero otros pasan de todo y hacen oídos sordos por desgracia.

Tsi: amén, toda la razón. En este país hay ciertas cosas que aún se ven como normales. Ahí siguen las corridas de toros que quieren hacer de ello un tema político cuando no lo es.

Karlam: pues no tenía ni idea de que había manifestación aquí. Lo de mirar para otro lado... hombre, una cosa es oir una riña y otra maltrato tanto psíquico como físico. Eso se ve y se nota en estas paredes de papel que tenemos hoy en día en los pisos. Lo del taxista no tenía ni idea. La verdad es que también es un trabajo para el que hay que valer. En fin, lo siento por la parte que te toca. Vaya día.

Gracias a los cuatro y salud.

yunclas dijo...

Evidentemente la realidad es que en esta supuesta sociedad democrática solo importan las víctimas del terrorismo que aterroriza a los que tienen el poder. El terrorismo que aterroriza a los que no tienen el poder, a las mujeres, los niños, los ancianos..ese terrorismo no interesa los suficiente...
cuando no es directamente incómodo..
Hay muchas clases de terrorismo y no sólo el de las tres letras innombrables.
Saludos

Victor dijo...

Vaya, hacia tiempo que no te escribia, desde que tuve que emigrar durante una temporadita larga, pero este tema me ha tocado la fibra. Estoy de acuerdo con gran parte de lo que dice el articulo. Aunque hable de un caso concreto, que podemos despojar de los "adornos literarios" (futbol, bar...) no por ello deja de ser doloroso, tragico e irreparable este mal, cuya solucion es dificil. Es mas la "justicia" se la autoaplican muchos tras hacer el mal. No se, las denuncias previas, a veces son utiles y a veces no, pero si te callas no consigues nada. Como tu dices, es típico el "quien lo iba a decir", "eran muy queridos en el barrio"... La unica manera de solucionarlo es poner tierra de por medio entre el agresor (que siempre suele avisar) y la posible victima.

Por otro lado los maltratos (psicologicos) de muchas mujeres (y también hombres, claro) a sus parejas...¿Cómo se denuncian? Es dificil dar con la solucion a estos problemas, aunque es bueno darte un minuto para pensar en ello. La simple critica no sirve. Lo siento pero no acabo de sentirme identificado con esas manifestaciones con eslogan como "Basta Ya!" o similares. Parece que la gente quiere excluirse de un problema que esta dentro de todos los seres humanos (por su naturaleza). Seguro que algún maltratador ha ido a una de esas manifestaciones.

Vaya rollo que me he soltao de vuelta

Muchos saludos

Il Cavaliere dijo...

Esta es una de las cosas más lamentables de la condición humana.

Había escrito una parrafada interminable pero mejor dejarlo como está.

Sólo diré una cosa: Que nadie calle lo que sabe, que denuncie a todos los niveles, aunque luego si la persona que está sufriendo no ratifica no sirve para nada. Que no se dé cancha a los malnacidos, hay que plantarles cara y cantarles las cuarenta. Son todos unos acojonados de mierda y se cagan en los pantalones.

Y perdón por las palabras usadas, Paula. Pero es que este tema, por diferentes motivos, me supera.


Love & Happiness

el brujer dijo...

Sólo comento para mostrarte apoyo por echarle valor al sacar un tema tan complicado como este. Demasiados tópicos, demasiadas noticias vacías, demasiadas expresiones compungidas para la foto en la puerta del ayuntamiento y, en definitiva, demasiadas muertas anónimas, que es lo que nos debe preocupar.

La violencia de género es como la cualquier otro tipo de violencia, el famoso bullying o los abusos a menores por ejemplo son otra cara del mismo problema, el reflejo de una sociedad en la que hemos hecho demasiadas cosas mal. Nos hemos equivocado restándole importancia al papel de nuestras abuelas y de las abuelas de estas, aquellas que enseñaban a nuestras generaciones a ser honrados, a ser decentes, joder, lo que dicen los Lynyrd en Simple man que comentaba hace días Rockland. Hoy sólo se valora competir, ser más rico, más rápido, más guapo, más joven, más envidiado que los demás, y a los niños que los críen en el colegio. Todo esto genera una desorientación brutal en la marcha de las personas en sociedad, y cuando tenemos pocos, o ningunos recursos para razonar, para asumir un fracaso, para reconducir nuestra vida de manera creativa y productiva, siempre nos podemos acoger los puños y las navajas.

Y, desde luego, el papel de los medios de comunicación en este tipo de asuntos es algo que requiere otro post. Deleznable, morboso. Vergonzante.

nortwinds dijo...

Asco me da aquel o aquella que cree que la pareja es una propiedad privada a la que golpear o humillar, y desgraciadamente cada dia vemos mas casos, con lo que mucha gente empieza a ponerse la coraza de la indiferencia, en este maldito virus que golpea nuestra sociedad sin entender de clases sociales

paulamule dijo...

Jose: bienvenido y gracias por comentar. Acabo de echarle un ojo a tu post y reflejas muy bien una por desgracia situación muy frecuente. Efectivamente un maltratador no entiende de clases sociales pero abundan más la gente menos preparada aunque como digo, hay de todo. Por lo menos, veo que has entendido que sí, hay maltratadoras como hay ladrones y asesinos pero este hoy no es el tema. Ah, y esas mujeres jamás tienen la culpa de lo que les pasa porque el hp va poco a poco lavando el cerebro a su víctima y ellas creen que van a cambiar o en otros casos que se lo merecen. Es bastante complicado como para hablar de ello a la ligera. Sobre un comentario de tu entrada, mejor no opino porque me parece gravísimo.

Yunclas: precisamente es lo que yo decía más arriba. Cualquier forma de maltrato es terrorismo puro y duro pero claro, hay terrorismo de primera, de segunda, de tercera y así sucesivamente.

Víctor: sí, es tema es peliagudo. El maltratador puede ser de cualquier clase social pero como ya he dicho abundan más en clases menos favorecidas o preparadas así como en inmigrantes donde ya se sabe que la mujer no es más que un objeto decorativo y en mucho países ni siquiera eso. La solución es muy difícil pero tiene que ver con la educación la creencia todavía de que la mujer es psesión del hombre. Lo peor de todo es cada vez se empieza a ver maltrato en gente más joven y eso es algo que se debería cortar desde ya. Y otra cosa, creo que las mujeres amenazadas de muerte deberían llevar escolta como muchos de nuestros políticos.

Cavaliere: a mí también me ha tocado cerca y me supera por eso no aguanto a la gente que cree saberlo todo y habla a la ligera. Es una pena no haberte leído la parrafada como bien dices pero me imagino por dónde van los tiros. Harías bien en echarle un ojo al blog de Jose que nos deja como enlace y leer la historia y sus comentarios. Te sorprenderán. O quizá no quién sabe. Juventud divino tesoro.

brujer: no te engañes, a los críos que los eduquen sus abuelos, no el colegio, que para eso están. Eso es lo que piensan cantidad de padres de hoy en día y unj espinoso tema del que tengo pendiente hablar y que me hará ganar un montón de amigos otra vez. Pero me da igual, tiraré de la manta, muchos se verán reflejados y me lloverán piedras de nuevo. Por cierto, el un placer leerte de nuevo.

Nortwinds: pues sí, la puta indeferencia ante todo es lo que nos está matando como sociedad, mucho peor que el virus de la gripe y nadie da la voz de alarma.

Gracias también a vosotros seis y salud boys. En estos casos, qué pena que no comente ninguna mujer, se echa de menos.

Juan-Luarca dijo...

""El maltratador puede ser de cualquier clase social pero como ya he dicho abundan más en clases menos favorecidas o preparadas""

Antes de dar ningun comentario propio, hacer una aclaracion.Ya se que no pretendes defender a las clases privilegiadas,pero si hicieramos una estadistica con datos reales, seguramente el porcentaje nos daria como resultado un mayor maltrato en las clases muy pudientes, que en las menos.El problema esta en que aquellos, tienen mas facilidades y apoyos (y es que la pela es la pela) para ocultarlas.Creo que se me entiende.......

Me acaba de pasar como a Il Cavaliere.Escribi un monton, pero al releerlo, me parecio tan brutal, que mejor dejarlo.Solo decir que es una pena que nadie haga algo drastico con este tema.Por lo menos que se destine un agente para cada denuncia, para vigilar a esos que tienen alejamientos y se los pasan por el escroto.La pulseritas y tobilleras esas no valen para nada.

Sobre el tema de los abuelos,sigo con la misma curiosidad que el dia que me dijiste que harias una entrada sobre el tema.Todavia la espero.

paulamule dijo...

Tranquilo Juan, todo llegará a su debido tiempo.
Respecto a lo de las clases sociales ya he dicho que afecta a todas y cada una de ellas pero sólo tienes que ver que en los países más pobres y menos desarrollados a las mujeres no se las tienes en alta estima que digamos. Es una cuestión muy compleja pero conozco casos por ambas partes y por desgracia hay más maltrato en clases más bajas aunque con esto no estoy diciendo que entre los ricos no haya este tipo de problemas porque he conocido algún caso, pero menos.
Así y todo no es el tema. Eso da igual. El problema es lo que tú dices, las pulseritas y demás no sieven para nada y estas mujeres deberían estar vigiladas por riesgo de muerte. Pero bueno, estas cosas ya se sabe que para algunos son "asuntos menores". Una pena y un asco vamos.
En fin, nos vemos mañana o el viernes. Ah, y dila a Susana que se traiga los tapones.
Salud.

jose dijo...

gracias por la bienvenida, aunque sólo soy nuevo como blogger, hace mucho que seguía vuestra red de blogs rockeros. La historia no es un reflejo, es real y la vi de cerca. Esas cosas que te cambian la visión al verlas desde un prisma más cercano, como dices en tu entrada. Al relatarla así pretendía explicar lo que tú comentas, que hasta la mente más fuerte e independiente, femenina o masculina, puede ser doblegada por alguien sin escrúpulos...aunque a veces es algo que no logro comprender, espero que no te moleste esto que digo. Saludos!

Juan-Luarca dijo...

El viernes sera y no te preocupes por Susana, que ya los tiene siempre a mano para no olvidarse.

el brujer dijo...

No me he expresado con claridad, Paula, me quería decir que nos hemos olvidado de la educación moral de los hijos, la que nos daban los abuelos, y sobretodo abuelas, hace años. Hoy en día se fuerza a los abuelos a ser simples vigilantes pero no se les da autoridad moral sobre los críos. Luego los padres exigen a los maestros (los funcionarios de educación, otro tema apasionante) que asuman responsabilidades que les tocan a ellos, a la familia. Y todo esto esto es lo que nos facilita el tener una sociedad sin valores, violenta y competitiva hasta el extremo. Puedes deducir de mis palabras que ya me tienes, como a Juan-Luarca, esperando ávido tu entrada sobre los abuelos.

Saludos!

paulamule dijo...

Jose: no me molesta lo más mínimo, al contrario, yo tampoco logro comprenderlo del todo pero es algo que está ahí y el problema es muy delicado como para opinar a la ligera como he leído en algún comentario. En fin.

Luarca: o.k., pero luego no dagáis que no os avisé.

Brujer: te has expresado perfectamente, la que no lo he entendido he sido yo porque al final me he ido por las ramas a lo que yo quería decir. Efectivamente, los abuelos no los educan sino que los cuidan, que es diferente. Perdona pero es que es un tema que me pone mala también. La entrada esperada no sé lo que tardará pero estoy segura de que será polémica y los que más se vean reflejados darán toda clase de excusas.

Gracias a los tres y salud boys.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...