Seguidores

jueves, 15 de mayo de 2014

MARC FORD: "HOLY GHOST". Crítica del disco


Segunda novedad del año escuchada y primera crítica. Pudo haber sido cualquier otra pero la inminente gira del ex-Black Crowes hizo que me decantara por este sosegado "Holy Ghost". Y cuando digo sosegado es por eso, por pausado, no por soporífero, que para nada lo es. Pero mejor empezar por el principio.

Nos encontramos ante el quinto trabajo en estudio del artista tras unos sensacionales comienzos y unas cuantas visitas por este país, la última (junto con The Steepwater Band) algo accidentada y con muy mal sabor de boca, a decir de algunos. Yo creo ya haber dicho que no tuve ningún problema con el fino guitarrista, más bien al contrario, pero sus problemas con el alcohol y sus desvaríos escénicos no fueron bien acogidos por parte del público.

Aun así, cuando me enteré de que volvía no lo dudé. Tenía gana de escuchar este nueva entrega y estaba casi segura de que no me defraudaría, como así fue. Pero hubo un problema o quizá gracias a ese problema logré que me acabara gustando cada vez más. Me explico. Es un disco que he tenido que escuchar casi a hurtadillas, escondida en algún rincón lejano y con la misma sensación como si estuviera fumando un cigarrillo en el baño del instituto, casi pidiendo perdón por gustarme. Y es que me preguntaba ¿estaré haciéndome mayor aún o será que en casa no tienen el cuerpo para un álbum así? Hombre, la verdad es que no se trata de un disco muy primaveral que digamos, pero puestos a elegir, casi es mejor ahora que el pleno otoño, cuando ya estamos todos empezando a hundirnos.

Pero como a mí me ha encantado he seguido adelante con ello y dando algo más la brasa si cabe. Como suele ser habitual, es un trabajo que gana a medida que lo vas pinchando y requiere atención. No es el típico disco que puedas poner de fondo mientras hablas y te dedicas a cosas serias porque puedes perder la onda y parecerte todo igual. Si le muestras cariño, es muy agradecido y acabará por seducirte quieras o no. Ford nunca ha sido la alegría de la huerta ni falta que hace pero, sin embargo, siempre hay algún intento por ver esa luz a final del túnel con ejemplos como "Blue Sky", "Dreams", (vaya dos títulos, por cierto), "I'm Free" o "Sometimes". Pero volviendo a la profundidad, que donde creo este hombre se desenvuelve mejor, tenemos joyas como la soberbia "Dancing Shoes", la romántica "In You", "Badge of Descension" o la melancólica "Call Me Faithfull". Tampoco podemos olvidarnos de la spingsteeniana "You Know What a Mean" (que recuerda muy mucho a aquella "Walk like a Man"), "Just a Girl" que bien podría haberla firmado el mismísimo Neil Young o esa otra perfecta melodía que es "Tourquoise Blue".

Creo no haberme dejado ninguna en el tintero, no sería justo. Un delicioso disco, hecho sin prisas, escuchado sin complejos y dispuesto a ser vivido en directo el próximo sábado. A ver qué tal.

9 comentarios:

Manu dijo...

Coincidimos en que es un disco que seduce y a cada escucha gana a mi me ha encantado y me he llevado una grata sorpresa esperemos que en directo tambien este a la altura para borrar esos fantasmas del pasado Salu2

Félix González dijo...

sí, es de esos que te van ganando poco a poco: Disfruta del concierto de mañana y nos cuentas, ahora que parece que está mejor "de lo suyo"

Antonio Escribano Mateu dijo...

Pues en directo gana, y mucho. Lo ví en Valencia y está en plena forma

Manu dijo...

Yo lo vere mañana domingo ya os contare Salu2

paulamule dijo...

Manu: en directo aún gana más. Es una delicia e irá a mejores discos del año seguramente.

Félix: de lo suyo no sé qué tal andará porque ayer le vi beber, pero cumplió con creces. Tienes la crónica en el blog de Rockland.

Antonio: toda la razón. Gana aún más y Ford estuvo espléndido.

Manu: pues ya nos contarás pero estoy segura de que te gustará.

Gracias a los cuatro, a los que no habéis comentado también y salud, boys.

Manu dijo...

Paula tengo que darte la razon gana en directo....Acabo de llegar del concierto brutal sobre todo a mediado el concierto en el concadeno varios temas del Holy Ghost que me dejaron K.O. que discazo , estubo a la altura con creces y la banda muy bien y entregados todos aqui tocaron casi dos horas y media
Pd: Que gustazo salir de conciertos tan a gusto, la parte negativa que no lleno mucha gente se temia lo peor y se perdieron uno de los mejores conciertos del año..........Salu2

paulamule dijo...

Me alegro de que salieras tan contento. Una pena lo de la poca afluencia pero él mismo tuvo algo de culpa hace unos años y acaba de recoger la cosecha que sembró. Para mí gusto, el venir con The Steepwater Band (con todos los respetos) le bajó el "caché". Este tipo estuvo muy arriba y nunca debió bajar a pisar el mismo suelo que pisamos los demás humanos. Necesitamos ídolos a los que admirar, no colegas con los que tomar otra copa.

Gracias y salud, Manu.

Almond dijo...

Hola niña,

Pues coincido con tu opinión respecto al último disco de Marc pero en el caso de la gira con los Steepwater Band, la "estrella" no brilló en absoluto: vaya rollo de concierto nos dispensó el tío en Bcn. Y con al ilusión que fuímos a verle! Suerte de los SWB que levantaron al personal, sinó pa matarlo vamos.

paulamule dijo...

Pues yo sólo disfruté cuando Ford salió a escena. Este tipo lo tiene y se nota y los otros tocan bien pero no lo tienen. En fin, ya sabes, cosas mías.

Por cierto, me alegro de volver a leerte Almond.

Gracias y salud, girl.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...