Seguidores

lunes, 27 de julio de 2009

JERRY LEE LEWIS: Veranos de la Villa, Madrid, 16 julio 2009

Y llegamos al tercer y más expectante bolo de la doble semana, nada más y nada menos que uno de los mitos vivientes más grandes sobre un escenario. El único e incomparable JERRY LEE LEWIS. Como ya dije, habiendo visto ya a Mr. LITTLE RICHARD y a Mr. CHUCK BERRY, me quedaba una espina clavada con este hombre. Miraba y remiraba la foto de la Million Dollar Session que tengo colgada en la habitación de Elvis, mi canario, y me lamentaba por no haber visto aún al único que quedaba vivo de ella. Pero hace unos meses vinieron a visitarme de nuevo los dioses y me pusieron un par de entradas de primera fila en mi mano, pagándoles un alto precio por ellas claro está, que nadie regala nada si no es por algo a cambio. En definitiva, que el jueves de la semana pasada cumplí otro de mis sueños aunque esta vez no pudiera salir al escenario a echarme unos bailes con la estrella en cuestión como si hice con los otros dos anteriormente citados.

Con bastante puntualidad salió la banda a escena como si tal cosa. Estaba claro que faltaba el principal pero ellos se encargarían de que la espera no fuera tan traumática. O por lo menos eso intentaron. Uno a uno se pusieron a cantar una canción y cuando terminaron la primera ronda y ya todos contábamos con el Killer in nuestra face, se marcaron una second round que nos empezó a poner a todos más nervisos de lo normal. Algunos ya creíamos que el rubio de Louisiana nos dejaría en la estacada y cogería el dinero echando a correr como alguno de sus "colegas" hicieron en el pasado más reciente. Todo puede pasar cuando hablamos de mitos de este calibre. Aún así, hubiera tenido su gracia. Más vale que te tangue el mismísimo JERRY LEE LEWIS que Hacienda, el curro o cualquier mangante de poca monta.

Cuarenta minutos más tarde salió por fin algo tembloroso y muy despacio con todo el público rendido a sus pies hiciera lo que hiciera. Y es que este hombre ya no tiene nada que demostrar a nadie a estas alturas. Su sola presencia hace que ya estés cumpliendo un sueño y si encima toca, y nada mal, y bromea con algún comentario del personal, la espera se hace una mera anécdota.
Durante 50 minutos el KILLER estuvo deleitándonos con muchos temas de su pasado, algunas versiones, hasta de Chuck Berry, "Johnny B. Good", y por supuesto con sus grandes himnos intemporales, "Great Balls of fire" y "Whole lotta shakin' going on", con los que dio por terminado su show, con todo el público puesto en pie bailando y gozando de lo que estábamos presenciando en ese instante. Llegadas las 11 de la noche se despidió de todos nosotros agradeciéndonos de veras el estar allí. Un momento tremendamente emotivo que me puso un nudo en la garganta difícil de deshacer. Y tal como vino se fue, sin hacer mucho ruido y pasito a pasito.
Más tarde me enteraría que este hombre sufrió una parálisis facial hace un tiempo y está bastante tocado. Además, los excesos se pagan y este hombre ha vivido mucho. Y que dure. Cuando alguno de estos tres mitos se nos vaya, sin duda se cerrará una página muy importante en la historia del rock and roll.
Larga vida al KILLER.

16 comentarios:

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Ver el video que adjuntas me da mezcla emoción y una cierta sensación extraña, porque la verdad es que este hombre es un anciano de los que te encuentras en las residencias, no sé, ¿alguien a su edad debería estar girando por el mundo?
Aunque lo principal es que si vas a un concierto suyo lo vivas a tope. Y no hay duda, es leyenda en carne viva delante de tus ojos.

Saludos!

El rey lagarto dijo...

Como ya le dije a Rockland por mucho que me guste Jerry Lee o Chuck Berry yo no pagaria ni un centimo por verlos tocar 40 o 50 minutos. Creo que hay que saber retirarse cuando uno aun tiene algo que aportar.

Que lo poco que toco lo habria disfrutado seguro, pero entrando por la patilla.

TSI-NA-PAH dijo...

Estoy un poco de acuerdo con el rey,aunque sea una pasada ver estos mitos alguna vez,hay que ofrecer un espectaculo acorde a lo que copras,que muchos somos trabajadores o parados y es mucha pasta ,a euro el minuto.
Saludos

Anónimo dijo...

ES-TA-FA
Deja a un lado la emotividad e intenta ser objetiva, el concierto que viste fue un absoluto bodrio.
Vamos, que te han tangao la pasta.

Joxemiel dijo...

Yo no lo veo así, yo me tomé el show que hizo en Barakaldo como un homenaje hacia el. Un homenaje a un músico que lo ha sido todo en el rock y al que los grandes mitos, que todo el mundo idolatra, le hacen la ola cuando el pasa. Supongo que el quiere morir en un escenario, el killer quiere morir matando. ¿Dinero?, ¿creéis que no tiene dinero?, no creo que sea eso, además en su estado como no se lo gaste en botica...

Estas cosas son emocionales no musicales, comprendo perfectamente lo que dice Paula en su crónica, yo sentí lo mismo. Ni siquiera escucho a Jerry Lee habitualmente. Pero cuando me pongo un disco de los Rolling, por poner un ejemplo, se que Jerry Lee fue una inspiración (entre otros) para ellos.

Saludos a todos.

Phil dijo...

Pues yo pagué a finales de los ochenta para ver al Killer y a principios de los 90´s para ver a Chuck Berry. El resultado fue el mismo 50 minutos de extasis y levitaciones varias. Lo volvería a pagar sin dudarlo. Enhorabuena por el concierto.
Rock on
Phil

GorDT dijo...

Yo al final me deje abasallar por el tema economico y no vi al Killer, una pena. Toco poco, pero cuando yo vi a Chuck Berry tambien fue cortito el concierto, pero recurdo que me supo a gloria. Son historia viva del Rock And Roll.

Saludos!!

manuelzardain dijo...

Vaya por delante que no he sido seguidor de Jerry nunca. Conozco varias canciones, me gustan y poco más. Eso no es óbice para que no sea consciente del puesto que ocupa en el Olimpo del rock and roll, y sobre todo su influencia posterior en muchos de nuestros mitos.

Por un lado estoy de acuerdo con las posiciones de Rock'n'roll Outlaw, El Rey Lagarto o Tsinapah : hay que saber retirarse a tiempo, en lo más alto si es posible y no arrastrarse ( y en el caso de Jerry parece que es casi literal )por los escenarios. Creo que además les evitas a tus seguidores que se lleven como último recuerdo tuyo el de un vejete que apenas aguanta una hora de concierto.

Pero por otro lado también entiendo la mitomanía. Esa que te lleva a ver a tus ídolos de toda la vida aunque sea sólo una vez en la vida, 40 minutos, pagando un dineral, y sabiendo que les has visto en videos o en otros conciertos cuando eran unos autenticos bestias y que no tiene nada que ver con lo de ahora.

En mi caso particular, creo que prefiero recordar a Lynott como fue, aunque no le viera nunca tocar, que haberle visto con 70 años hecho un ancianete con apenas descaro,energía o entrega.

Me llevé una gran decepción cuando vi a Jack Bruce en los conciertos de reunión de Cream hace unos años en Londres ( me regalaron los DVD, no estuve allí ). ¡ Todo el concierto tocando sentadito ( o apoyado ) en una banqueta y como desdentado ! Pues ahora la primera imagen de él que me viene a la cabeza y no las que tenía de cuando era joven. Afortunadamente no es uno de mis ídolos, pero ya digo, no lo hubiera querido para Lynott o Hendrix, por ejemplo.

paulamule dijo...

Bueno yo tengo claro que me importa un comino el dinero cuando se trata de este tipo de mitos. Como decimos por aquí, ¿será por perres? Y respecto a la emotividad lo siento, pero va siempre conmigo al contrario que la objetividad que no la veréis por este blog muy a menudo. De hecho, más pagamos el año pasado por ver al señor Waits y quién coño se acuerda hoy de aquella pasta. Y desde luego, si pudiera ver a Elvis encima de un escenario, lo más de lo más, no me lo pensaría dos veces aunque fuera realmente caro y sólo se tratara de unos minutos. Qué le vamos a hacer, a otros les da por comprarse un coche o ropa de marca que les llena más. Es cuestión de prioridades.
En fin, que muchas gracias a los ocho por comentar y salud.

El rey lagarto dijo...

Me gusto tu respuesta Paula, era mas o menos lo que esperaba... ¡Romantica!

Tambien me gusto la objetividad de Manuelzardain

bitxuverinosa dijo...

yo soy una enamorada de la música de los 50 y la verdad es que no acabo de entender por qué mucha gente sigue queriendo ver a estos artistas por puro morbo. yo pagaría lo que fuese por ver un concierto de jerry lee en los cincuenta, pero eso es imposible. para mí lo que hace este hombre hoy en día nada tiene que ver con los motivos por los que le apreciamos.

no sé hasta qué punto jerry lee sigue en esto por dinero. él fue una gran estrella.

precisamente hoy corre por ahí un comunicado en el que tom waits y charlie musselwhite entre otros hablan de la situación en la que se encuentra billy lee riley, prácticamente en la indigencia.

paulamule dijo...

Me alegro Lagarto.

Bitxuberrinosa: debe ser que no me he explicado bien. Yo, por descontado, no voy a ver a todos estos grandes mitos por puro morbo. Hasta ahí podíamos llegar. Además no veo el morbo por ningún lado. Primero, voy a verles porque pienso que todavía pueden tener cosas que decir, ejemplo LITTLE RICHARD, y segundo porque son parte de la historia de la música y sólo o por todo ello merecen respeto eterno y ver la figura de alguno de ellos aunque sea comiendo un sandwich es todo un placer para mí, más cuando encima podemos verles actuando aunque tengan 50 años más. ¿O te negarías tú a ver a Waits dentro de unos años si jamás lo hubieses visto?
Salud.

bitxuverinosa dijo...

hola paula. claro que te has explicado bien. disculpa lo del morbo. más que por ti lo decía por algo muy común en la escena cincuentera, que es lo de ir coleccionando cadáveres: haber visto a tantos artistas originales de los 50 como sea posible, independientemente de que a día de hoy tengan algo que ofrecer o no. en muchos casos son gente que dejaron de girar en los años 50 y sólo han vuelto a tocar en los últimos años haciendo el circuito de festivales rockin' por dinero. y me parece muy digno y en alguna ocasión he ido a verlos, pero tampoco espero un buen concierto. yo adoro esa música, pero creo que a día de hoy ninguno de esos artistas tiene nada que ofrecer. querría ver a waits dentro de unos años? no sé, para mí tom waits sigue teniendo una carrera sólida a sus casi sesenta añazos. jerry lee, little richard y muchos de los artistas menores que corren por ahí dijeron todo lo que tenían que decir hace cuarenta o cincuenta años...

paulamule dijo...

Bueno, yo paso de la escena cincuentera, a mí me van muchos palos y no tengo problema a ir a casi todo tipo de espectáculos con un mínimo de calidad. Nunca me han gustado las poses y los que van de algo pero allá ellos.
Quería hacerte una pregunta, ¿has visto a Little Richard en directo? Su concierto en Gijón hace unos años fue apoteósico aunque algunos se encargaran de destrozarle. Es algo muy común y muy fácil entre cierto tipo de periodismo y público. Sólo verle subido encima de su piano con aquel traje blanco brillante y aquellos botines merecía haber pagado todo el oro del mundo, por no hablar de sus ganas de agradar y de su banda. En fin, ya me contarás.
Salud.

bitxuverinosa dijo...

nunca he visto a little richard. tal vez iría a verle si volviera (cada día que pasa hay menos oportunidades para estas cosas, ja ja)

paulamule dijo...

En fin.
Salud girl.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...