Seguidores

jueves, 16 de febrero de 2012

PAUL McCARTNEY: "KISSES OF THE BOTTOM". Crítica del disco


Que los grandes de mitos de la música vuelvan a estar de máxima actualidad siempre es motivo de regocijo, al menos para mí. He dicho hasta la saciedad el amor que siempre he sentido hacia Sir Paul McCartney pero nunca está de más que lo vuelva a recordar. Además, ayer fue el día de San Valentín. Sí, ese que tan de moda está decir que es una cursilada, que el día de los enamorados tiene que ser todos los días, que... En fin, mil y una excusas de amargados solitarios y reprimidos que andan por el mundo, que sin embargo, no dudan en celebrar el día de la Madre, del Padre y del Espíritu Santo, Amén. Para quererse siempre es buen momento y si encima se da el clima y haces algo especial pues mejor que mejor.

Este "Kisses Of The Bottom" viene que ni pintado al caso e iba a ser mi entrada de ayer si San Clemente no hubiera dado comienzo a otra relación de amor. Pero hoy se trata de nuestro querido Macca y este más que agradable último disco, del que ya he oído hablar mal, por cierto, algo que me anima aún más para hacer la crítica.

Se trata de un álbum casi compuesto en su totalidad por versiones de temas antiguos, como ya os había adelantado hace unas semanas, más un par de ellos de cosecha propia como son "My Valentine" y "Only Our Hearte", dos bonitas canciones, sobre todo la primera, con Eric Clapton a la guitarra y la segunda con la inestimable colaboración de Stevie Wonder, algo que se nota a la legua.

Quizá no sea un disco para escuchar en la playa o para ir de marcha pero, como digo, es perfecto para un día como el de ayer y para románticos empedernidos como yo, que no tengan ningún pudor en reconocerlo. Es McCartney en estado puro. Melodía, melodía y melodía. Además se acaba de casar de nuevo y eso también ayuda, o debería en la mayor parte de los casos. Sí, estoy haciendo un defensa a ultranza del matrimonio porque creo en él, a pesar de las dificultades que pueda acarrear.

Para mi gusto, destacar entre todos y cada uno de los temas, algunos como puedan ser el que da comienzo al disco, "I'm Gonna Sit Righ Down And Write Myself A Letter" de cuyas letras se sacó el título del álbum; "Home"; "The Glory Of Love"; "We Three (My Echo, My Shadow And Me)", o la preciosa"Get Yourself Another Fool". Aunque, como digo, es un disco que se puede escuchar del tirón sin temor a tener que ir saltando algún corte por por temor a enternecerse demasiado. A mí, personalmente, me tiene completamente atrapada. Si lo escucho en compañía me pongo cariñosa pero si lo hago en solitario me produce una cierta nostalgia y melancolía.

En definitiva, un delicado y placentero disco, que estoy segura ablandará vuestros duros corazoncitos de rockers impenitentes y encandilará a vuestras medias naranjas si es que aún os aguantan.



10 comentarios:

Il Cavaliere dijo...

Bueno, seguimos sin coincidir jajajaja...el disco es muy pero que muy flojito.
Hay millones de discos de Standards muchísimo mejores. Hay poca gracia, Sir Macca canta con el piloto automático puesto, el fraseo también es muy flojo y los temas nuevos pues...pues eso que me gusta ver a Stevie haciendo cosas a ver si se anima y nos da una alegría pronto, aunque este también lleva el piloto puesto tiempo ha.

Pues eso, que flojita la cosa pero como suele decir Perem el Sabio, no me lo tengas en cuenta jajajaja


Love & Happiness

sanfreebird72 dijo...

Paula, soy seguidor de Macca de siempre y para mi el álbum es vergonzante. El peor álbum desde Press to Play en ese lejano 1984? Le falta sentimiento, garra y suena arcaico. Es mi opinión claro. Si a ti te gusta le daré una cuarta oportunidad.Saludos

TSI-NA-PAH dijo...

Le tengo, pero ya desde la portada no me hace gran ilusion escucharlo!Veremos y escucharemos antes de opinar.
Un abrazo

PUPILO DILATADO dijo...

¿Debería de decir que le voy a dar una oportunidad??, voy a ser honesto, pues no!!! tengo muchos discos y mucho más interesantes que este para escuchar, entre ellos las reediciones de "Abbey Road", "Rubber Soul" y "Revolver", estos sí que me tienen atrapado. Lo que ha hecho Macca ultimamente me pasa muy desapercibido....igual que "El día de El Corte Inglés", jejeje!

manel dijo...

Hago mías las palabras de los cuatro anteriores..Flojo, flojo, flojo..Pero, como siempre, para gustos colores. Saludos.

Mr. Thunderstruck dijo...

Todavía no lo he escuchado pero me parece perfecto que lance un disco así. De hecho si se acaba de casar es normal que publique un álbum de este estilo(las discografías en gran parte reflejan estados de ánimo de sus autores, creo yo) Además es Paul Mc Cartney que puede hacer lo que le dé la gana tranquilamente. Pero por lo que comentas yo también estoy convencido que será un marco perfecto para momentos románticos.

Madame de Chevreuse dijo...

Pues yo estoy contigo Paula, aunque no he oído mucho, lo que he oído es sí, Paul es un romanticón y por eso canta estas canciones con el punto pasteloso justo y preciso... y lo dice una que no tiene campanillas en el cuore.
Baci e abbracci

paulamule dijo...

Precisamente hablábamos Rockland y yo del tema ayer a la hora de comer. Nos parecía demasiado fácil tantas críticas al bueno de Macca y no entendíamos bien lo vergonzoso que les resulta a algunos el disco. Nadie habla de que sea una obra maestra, pero se deja escuchar con atención y es perfecto para ciertos momentos románticos, que de eso trata el disco. Los temas elegidos no me parecen demasiado sobados y los dos originales no están nada mal. Claro que hay discos de standars mejores y que la voz de McCartney no es la de Frank Sinatra, pero reitero, me parece un buen disco y estoy segura de que quizá a muchas féminas les pase lo mismo, como bien nos cuenta Madame. En fin boys, que vosotros sabréis. A mí, como digo, me gusta mucho y me hace pasar un rato muy agradable, que es lo que cuenta.

Gracias a los siete y salud boys and girl.

Anónimo dijo...

Me parece un disco bastante correcto,sin ser una obra maestra el disco es muy esucuchable y my valantine es una maravilla temea y el video que lo acompaña tambien!!! grande Macca!

paulamule dijo...

My Valentine es una delicia. Hace tiempo que no la escucho pero ha sido leer el título y acordarme al instante de tan bella melodía y de su perfecta interpretación.
Gracias por comentar y salud, Anónimo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...