Seguidores

lunes, 23 de julio de 2012

DICKEY BETTS AND GREAT SOUTHERN, Sala Caracol, Madrid, 17 de julo de 2012


Segunda visita de Dickey Betts a este país y no podíamos perdérnosla. El imborrable recuerdo de aquel 12 de mayo de 2008 no ofrecía duda de que teníamos que repetir experiencia. Si el alma mater de Allman Brothers al morir Duane Allman, es capaz de volver al cruzar el charco a sus 68 castigados años, nosotros con 25 menos no nos podíamos quedar atrás. Y así fue. Los años no pasan en balde para nadie y menos para este hombre, que lo ha sido todo en el mundo de la música pero que todavía tiene mucho que decir. Excesos de todo tipo hacen que cualquier cosa te puedas encontrar en un show de esta leyenda del southern rock. Su debilidad sigue estando latente en el modo de abarcar su vida pero en escena sigue imponiendo respeto. Acompañado por una a veces excesiva banda, el viejo forajido vino a hacer lo que mejor sabe, rock and roll, y eso se notó desde el primer instante en el que se bajó de la furgoneta que lo traía a la horrible (sonoramente hablando) sala Caracol. Una fémina entre un puñado de testosterona es un rayo de luz y Dickey no se anduvo por las ramas, abrazándome fuertemente como si fuéramos un par de colegas de toda la vida. La ansiada foto con el mito, su firma en la tumba de Elizabeth Reed (foto hecha el año pasado en nuestro viaje a Macon), y su estampa en la camiseta al lado de las de Gregg y Warren, fueron el aperitivo perfecto a lo que estaba por venir.



Con sólo diez minutos de retraso aparecieron Dickey Betts and Great Southern en un diminuto escenario, con todos los miembros de la banda demasiados juntos para mi gusto, a excepción de los dos baterías, que quedaron relegados ante una atronadora y avasalladora muralla de Marshalls y apenas se les veía. Sí, eso es lo que destaco del show y no como algo bueno. La no suficiente venta de entradas para la sala But, hizo que el concierto lo desplazaran a la sala Caracol con los consiguientes problemas por lo vivido esa noche. No sé de quién diantres es culpa, si de la sala o de los técnicos de sonido, pero éste era insufrible en muchos momentos del show. La visibilidad desde las primeras filas también deja mucho que desear y no por mucho madrugar vas a coger el mejor sitio, como pudimos comprobar. Los monitores nos tapaban parcial o, en algunos casos, totalmente la visión, al encontrarse demasiado altos y el sufrimiento después de algunos temas era evidente. El contundente bajo de Pedro Arévalo eclipsaba al resto de instrumentos incluida la voz de Dickey, y a duras penas podías escuchar la guitarra de Andy Aledort, uno de los destacados de la noche. En los solos podías apreciar la de Duane Betts e incluso cuando era su padre el encargado de los mismos, tenías que estar muy concentrado para poder apreciar en toda su intensidad cada nota que nos regalaba. Al Gregg clon que pasean al teclado tampoco se le oía prácticamente pero eso realmente dudo de que sea un problema importante.



Dicho esto, pasemos al apartado set list. Las dos partes que adivinábamos pegadas en un par de folios en el suelo, nos hacían soñar que sería una noche memorable si Mr. Betts estaba dispuesto a dar lo mejor de sí. Pronto salimos de dudas y ante mi extrañeza por la gran cantidad de temas y sabiendo que este señor no suele tener prisa precisamente a la hora de interpretar, se confirmó lo que me temía. Del listado de temas escogería lo que mejor le pareciera en el momento, como así fue. Del primer set interpretó creo recordar casi el temario completo, comenzando con una muy bien recibida "High Falls" pasando por la desbordante y alegre "Stateboro Blues", " You Don't Love Me",... hasta llegar al clímax con la rotunda y aplastante "Jessica", que nos dejó a todos con la boca abierta y muy esperanzados para la segunda parte. Pero el segundo set fue otra cosa mariposa. "Back Where It All Begins" fue la encargada de abrirlo, con un leve enfado de Dickey con el micro y su roady. Está claro que hay cosas que nunca cambian y el otrora apuesto guitarrista sigue teniendo el mismo genio, como también puso de manifiesto en su anterior visita. El  siguiente paso iba a ser la joya de la corona, pero se me hizo extraño fuera tan pronto. "Liz Reed" hacía su aparición y lo que en aquel show de hace años me hizo llorar, esta vez me dejó mal cuerpo. De un plumazo vi que Dickey es humano y puede cometer fallos como cualquier hijo de vecino. El comienzo del tema no me sedujo y el clamoroso error en mitad del tema hizo que el ex-guitarrista de Allman Brothers se desconcentrara y ya no volviera a ser lo mismo. Incluso él negaba con la cabeza ante la atenta mirada y ánimo de su hijo, pendiente de su padre en todo momento. "One Way Out" pasó del primer set al segundo y aclaró algo los negros pensamientos de Dickey y "Ramblin Man" puso la guinda a una emotiva noche pero algo agridulce para ser sinceros.



No sé si a Dickey Betts le queda cuerda para rato o en cualquier momento puede parar de girar. Está claro que lleva unos años aflojando en cuestión de fechas y se prodiga más bien poco, pero mientras este señor, uno de los mejores guitarristas de la historia, siga en activo, yo seguiré asistiendo a sus impredecibles bolos, tanto si factura memorables conciertos como si se cabrea y pierde la pista. Es historia viva de la música y sólo por eso se merece todo el respeto e interés que le podamos dar en los momentos más duros. Ánimo Dickey, ahí nos tendrás sin falta siempre que quieras.



Gracias a los que habéis subido los vídeos al YouTube. Yo no quería perder detalle y me fue imposible grabar nada.









13 comentarios:

Addison de Witt dijo...

Menuda semanita os habéis pasado, aunque confieso que el que me da una envidia que me mata es este bolo, a pesar de no haber sido redondo, nunca vi a Dickey y esta semana me era imposible totalmente, la próxima vea estará mas entonado, no siempre tenemos buen dia, y aún así seguro que dejo momentos de leyenda, (lo que es).
Saludos.

Anónimo dijo...

Has clavado el comentario que podría hacerse del concierto en Barcelona, excepto en lo de la visibilidad en primeras filas, que era genial en Barcelona. Lo del sonido, exactamente igual, solo destacaban la guitarra de Betts y el bajo y a veces Duane. Al teclista ni lo escuchamos. Betts mal de voz. Pero "Liz Reed" si sonó grande en la Apolo...

Mr. Sabbath dijo...

Yo estaba hacia la mitad de la sala, (quiza algo mas cerca), y alli sonaba mal, pero menos revuelto, me movi un poco, y cuanto mas atras, mas ganaba el sonido. Tampoco se a quien culpar de ello, porque esa sala yo la he escuchado sonar mucho mejor, quien sabe.

Saludos!!!!

TSI-NA-PAH dijo...

A ver si a la tercera va la vencida!
un saludo

kike dijo...

Paula en Apolo estuvo muy bien. Yo para empezar no entró a valorar tantos detalles sobre la actuación, para mí cuando apareció el viejo Betts me recorrió una sensación de sueño cumplido y una emoción como nunca había tenido, ya sabes lo Allmaniano que soy,y lo tenia a 2metros.
El concierto para mí fue genial, cubrió todas las exigencias que esperaba de el, me fui para valencia contentisimo y escuchando mas Allman.
Por cierto, el clon de Gregg, sera una mofa de Dickey hacia el que fue durante tantos años su compañero, porque el parecido era bestial, ahora no tenía un duro de voz.
Supercontento

Madame de Chevreuse dijo...

Bueno, a veces hay que prescindir de lo estrictamente material y quedarse con lo emocional.
El problema de las salas en Madrid es terrible... hay un huevo, pero son todas de mediocres para abajo.
Por cierto...¡aunque en ese concierto no estuve, sí entre en la última canción para encontrar a unos amigos, o sea, en dos días nos cruzamos dos veces!
Baci e abbracci

paulamule dijo...

Addison: pues es una pena que no pudieras. Leyendas de este calibre van quedando menos y nunca se sabe si tendremos otra oportunidad. Si hay próxima, no la dejes escapar.

Anónimo: al teclista no hace mucha falta escucharle y casi ni verle pero a Dickey hace mucha falta y con claridad. Una suerte que disfrutaras de "Liz Reed" tanto como lo hice yo la primera vez.

Gordt: pues menuda gracia. Cuanto más atrás mejor. Al final tendremos que quedarnos todos relegados para poder escuchar los bolos con claridad o casi mejor que hagan un descuento para las primeras filas.

Tsi: a ver si hay tercera. Recemos por ello.

Kike: sí, la primera vez que vi al teclista, no salía de mi asombro y la mofa fue generalizada. Tengo la sensación de que esta vez me equivoqué de ciudad y tenía que haber repetido Barcelona. Me alegro de que diera un buen show y de que te emocionaras tanto como yo la primera vez.

Madame: eso es lo que suelo hacer yo, quedarme con lo emotivo del show aunque no por ello estoy ciega o sorda. Una pena que no lo llevaran a la Joy Eslava, la mejor sala de todo Madrid. Hubiera sonado a gloria. Y ¡vaya!, nos volvemos a cruzar y ni nos vemos. La próxima vez iremos con el clavel en la solapa y ya no habrá duda.

Gracias a los seis y salud boys and girl.

kike dijo...

Paula en Barcelona Dijo que volveria el año que viene, así lo espero

paulamule dijo...

¡¡¡¡¡!!!!!! Pues en Madrid no dijo nada. Tengo la sensación de que quizá en la capital estaba algo perjudicado. Sólo quizá. En fin, Ojalá así sea.
Gracias y salud Kike.

Freebird dijo...

Me alegro de haber leído tu crónica sister, ya que, como siempre en estas fechas, me pierdo todo lo que cae por Madrid. Lo de la sala Caracol te entiendo, quizás no es la mejor sala para tanta banda, aunque un buen técnico de sonido siempre saca de donde no hay... y por último a ver si esa foto junto al bueno de Dickey sale algún día a la luz, y como le he soltado a Rockland, os pongo cara de una vez ja, ja...

Un abrazo.

paulamule dijo...

Yo pensaba que si no podías ir era que estabas por ahí en algún viaje de esos fantásticos tuyos, así que la disculpa estaba más que justificada. Lo de la sala fue de juzgado de guardia y no creo que repita y lo de la foto... cualquier día graba un vídeo un aficionadillo como yo, lo cuelga en YouTube, nos descubre el pastel y adiós anonimato. Ja, ja, ja.
Gracias y salud Freebro.

Gerardo dijo...

Hola, me llamo Gerardo y soy de Uruguay. Te felicito por tu blog, está lleno de excelente material. Quería agradecerte especialmente por el aporte de la banda de Dickey Betts. Lamentablemente donde yo vivo es imposible conseguir material de alguno de sus shows. !!!Qué increible que lo hayas conocido y que hayas podido saludarlo. Bueno te dejo un saludo y nuevamente gracias !!!

paulamule dijo...

Como ya te dije en el chat, bienvenido y gracias por comentar.
Me alegro también de que te haya gustado la crónica del concierto del gran Dickey. Eso sí, tengo que decirte que los vídeos no son míos, pues yo estaba demasiado absorta con el show y no quería perder detalle.
El momento del brother saliendo de la furgoneta y dándome un fuerte abrazo es algo que jamás olvidaré.
Gracias de nuevo por leerme y comentar.
Salud.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...